Desmantelados en Pinto dos activos puntos de venta de droga y con servicio a domicilio

Los detenidos son tres miembros de una misma familia que utilizaban sus pisos como punto de venta habitual

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Área de Investigación del Puesto de Pinto, han logrado desmantelar dos pisos en la misma localidad que se habían convertido en un referente para la venta de sustancias estupefacientes en la comarca. Los detenidos, dos hombres, de 34 y 23 años y una mujer de 24, y miembros de la misma familia han pasado a disposición de la Autoridad Judicial competente. Con la correspondiente autorización judicial, la Guardia Civil realizó la entrada y registro en los domicilios, donde se intervinieron cerca de 700 gramos de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, pero también se halló marihuana y cocaína y 2.500 euros en dinero fraccionado, básculas de precisión, material de corte, bolsas para el envasado y distribución, además de diversa documentación.

La investigación se originó fruto a las informaciones que la Guardia Civil había recibido, alertando de un trasiego inusual durante el estado de alarma en un piso de la localidad. Gracias a las vigilancias que se realizaron en las zonas y a las numerosas identificaciones, los agentes centraron todas sus investigaciones sobre una pareja, que resultó ser la encargada de realizar la venta de sustancias estupefacientes a los clientes que acudían a la vivienda. Fruto de las vigilancias, la Guardia Civil descubrió que también daban servicio a domicilio, así cuando recibían algún tipo de encargo realizaban la entrega en el horario establecido en el Real Decreto del Estado de Alarma.

Existencia de otro piso

Además, las investigaciones llevaron a los agentes a descubrir de la existencia de otro piso en la localidad, donde vivía otro varón, y que daba el mismo servicio, el cual se encontraba a menos de dos kilómetros de distancia del anterior.