Madrid: así evitan las empresas los estragos del coronavirus

Cuatro directivas relatan las fortalezas y debilidades a las que se enfrentan sus compañías

Virginia Núñez de Arenas, directora de Imagen de la cadena de ropa masculina Núñez de Arenas
Virginia Núñez de Arenas, directora de Imagen de la cadena de ropa masculina Núñez de ArenasLa Razón

El tejido empresarial madrileño afronta la mayor crisis de su historia reciente. Si bien es un momento de incertidumbre, en el que resulta imposible prever la situación de los mercados a corto, medio o largo plazo, es también la hora de ejercer una creatividad que permita adelantarse a futuras contingencias: desde el sector textil hasta el de los plásticos, pasando por el marketing o el de la belleza. Cuatro directivas analizan para LA RAZÓN la situación actual de sus sectores y las soluciones que ya han puesto sobre la mesa para intentar sortear los efectos de una crisis que vislumbra larga y difícil.

Virginia Núñez de Arenas, directora de Imagen de Núñez de Arenas, cadena de tiendas de ropa masculina, explica que “las medidas que estamos asumiendo en primer lugar son las que el gobierno nos permite, como acceder a los préstamos ICO para cumplir las obligaciones contraídas. Nos hemos visto obligados a tener una parte de la plantilla en el erte, aunque esperamos ir recuperando la normalidad poco a poco a medida que podamos ir abriendo de nuevo las tiendas en función del avance de las fases”.

Del mismo modo, y sobre los alquileres que pagan por las tiendas, “el Gobierno nos ha dejado a libre sin mediación por su parte. Con respecto a este punto, vital para la subsistencia de las empresas, las medidas adoptadas por el Gobierno debieron ser claras y orientadas a preservar a las empresas y por el ende el empleo. No castigar al más pequeño, al último en la cadena”. No en vano, los alquileres, “durante el tiempo de estado de alarma que hemos permanecido cerrados, sin ingresos no por nuestra voluntad, debió ser parte del paquete de medidas, eximiéndonos de pagar. Las ventas serán castigadas en un 50 -60% este año y no se pueden asumir alquileres a un 100%”.

Con todo, y en cuanto a las oportunidades, han visto en la actual coyuntura “una oportunidad para crecer en nuestro canal online y lo estamos consiguiendo. Además, hemos apostado por ampliar nuestra línea de diseño, al sector de las mascarillas reutilizable que combinan seguridad con diseño”. Además, independientemente de este impulso a la digitalización del negocio “la crisis sanitaria nos ha reforzado como equipo. En Núñez de Arenas siempre hemos dicho que junto con nuestros empleados somos una gran familia. Por ello, a pesar de tener durante los momentos más complicados nuestras 30 tiendas cerradas hemos seguido en contacto con todo nuestro personal.” Unos momentos que también aprovecharon para diseñar “junto con nuestros empleados y sus hijos, gorros quirúrgicos con mensajes de ánimo, que se enviaron a hospitales de Madrid y Castilla- La Mancha”.

Rosi Fernández, propietaria del Salón de Belleza Ananda Ferdi FOTO: @lopezdorigaphoto

Rosi Fernández, propietaria del Salón de Belleza Ananda Ferdi, explica que, como el resto de salones de Madrid, “tuvimos que cerrar durante el estado de alarma y acogernos a un ERTE para proteger los puestos de trabajo de nuestras seis empleadas. Nuestro equipo y nuestros clientes han sido siempre nuestra prioridad y, en estos momentos más que nunca, hemos querido mantener el contacto con ellos para apoyarles, informarles y por qué no, entretenerles”.

Afortunadamente, su situación mejoró cuando pudieron “atender a domicilio los casos más urgentes y nos preparamos para abrir con todas las medidas necesarias en cuanto nos lo permitieran y ¡a organizar la lista de espera! El 11 de mayo abrimos con todo nuestro equipo y gracias al diseño de nuestro espacio podemos mantener con facilidad la distancia aconsejada y la intimidad/privacidad de nuestras clientas”. De hecho, “estas semanas nos han acercado aún más a nuestras usuarias, continuar a su lado estos próximos meses, escuchándolas, mimándolas, conociendo aún mejor sus deseos, lo que nos ayudará a sortear la crisis que se avecina”.

En cuanto a la ayuda de las administraciones, Fernández confiesa que no esperan demasiado. “En el último mes nos han permitido retrasar ciertos pagos, pero en 2012 aumentaron el IVA del 8% al 21%, haciéndonos mucho más complicada la situación. Hace unos meses nos incrementaron los salarios mínimos aumentando significativamente los costes de personal. Esperamos que en la situación actual nos proporcionen más ayuda, por ejemplo, reduciendo el % del IVA o los impuestos para facilitarnos la continuidad de la empresa y de los empleos”.

Todo ello en un sector que, apunta, “genera 200.000 empleos indirectos y 35.000 directos y se facturan unos 5.200 millones de euros y que en la capital cuenta con mucho potencial... y mucha competencia”. “Es relativamente fácil conseguir clientes si tu propuesta es la adecuada, pero, por otro lado, no es tan fácil crear y mantener propuestas diferentes durante mucho tiempo ya que es una ciudad muy abierta e innovadora y rápidamente aparecen buenos competidores”, concluye.

Natalia Campos, Directora General de EnPlast FOTO: La Razón

Natalia Campos, Directora General de EnPlast, empresa de fabricación de envases plásticos, explica que su sector “se ha visto revitalizado durante la crisis sanitaria demostrando lo que el plástico tiene que aportar a la sociedad y mejorando la reputación de un sector muy dañado en los últimos años”. Además, el sector se ha unido en iniciativas solidarias para donación de equipos de protección, y múltiples envases para desinfectantes e hidrogeles. “He de decir que, en toda esta crisis sanitaria, nos hemos sentido muy responsables de que el suministro para bienes de primera necesidad no faltara en ningún momento”, asegur Campos.

Campos afirma que, en lo que respecta al apoyo de las Administraciones, “hay ciertos temas que nos han perjudicado como es la incertidumbre legislativa. Realmente, he de decir que en Enplast nunca hemos recibido ayudas ni apoyos de las Administraciones, y por suerte o por desgracia estamos acostumbrados a luchar por nosotros mismos”. Y eso a pesar de que “el sector industrial es fundamental para un país, da empleo y genera una red de actividad aguas arriba y aguas abajo. Considero que España no puede permitirse el lujo de perder el tejido industrial, pues una vez se pierda, ya no habrá forma de recuperarlo, y no creo que España pueda basar toda su economía en el turismo y el sector servicios.

Laura De La Fuente, CEO de la agencia de marketing Snippet FOTO: Alex Sedano

“La crisis sanitaria ha sido un acontecimiento inesperado y su duración genera un impacto importante en la cuenta de resultados de la gran mayoría de empresas del sector de la comunicación”, explica Laura De La Fuente, CEO de la agencia de marketing Snippet. De hecho, “muchos de nuestros clientes no han podido continuar con las campañas que tenían previstas debido a que el tono, el mensaje y los objetivos, deben ser otros”. Además, “nuestra expansión internacional, debido a la prohibición de los vuelos, también nos ha obligado a buscar nuevas formas de trabajar con el resto de países apoyándonos en nuestra sede de México, como impulsora comercial fuera de España”.

Dentro de su renovación en esta nueva era, Snippet ha trabajado en varias direcciones: han reajustado tecnologías, realizado partnerships y nuevos desarrollos, asegurando que cualquier cliente pueda continuar utilizando su plataforma con un nuevo modelo de tarifas. Además, realizaron un estudio de tendencias de consumo POST COVID, para adaptar Myme, su nuevo producto, www.myme.es. “Permitirá a las pequeñas y medianas empresas crear mensajes únicos a sus clientes para facilitar la normalidad. Es una plataforma muy potente, que ayudará a cualquier compañía a buscar la comunicación que mejor se adapte a su negocio”.

¿Qué consejos le darías a alguien con una buena idea pero que, ahora mismo, no se atreve a emprender? “Las crisis han sido grandes impulsoras del ingenio y compañías como Microsoft, Fedex, General Electric o Revlon fueron creadas durante recesiones económicas. El éxito del emprendimiento no radica solo en la idea o el momento, sino que es una combinación de números factores. Es fundamental una gran idea, pero siempre debe sustentarse en personas con talento, que conozcan bien el mercado en el que quieren competir y dediquen mucho esfuerzo”, responde De la Fuente.

En ese sentido, cree que Madrid “es una comunidad muy bien conectada. Por nuestro negocio, asistimos a grandes eventos y viajamos mucho a otros países, y las buenas conexiones son facilitadores de negocio. Además, Madrid cuenta con numerosas subvenciones, aunque, seamos justos, la burocracia es compleja y requiere de mucha dedicación. Creo que más peculiaridades en Madrid, las hay en nuestro país. Hay medidas que dificultan el emprendimiento”.