Aguado recuerda que Ayuso “tiene la última palabra”, aunque insiste en cerrar Madrid durante los puentes de noviembre

Se mostró partidario de tomar ya medidas “drásticas, contundentes y temporales” para no tener que llegar al confinamiento total

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, insistió este miércoles en la necesidad del cierre perimetral de la región en los dos puentes de noviembre (Todos los Santos y La Almudena) para proteger a los madrileños y a los españoles de nuevos contagios de coronavirus, pero dejó bien claro que la “última palabra” la tiene la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que tomará una decisión esta tarde tras reunirse con los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Explicó que este tema fue debatido en el Consejo de Gobierno de este miércoles y señaló que todos los consejeros dieron su opinión al respecto. No ofreció datos sobre las opiniones de los consejeros porque las deliberaciones dentro del Consejo de Gobierno son secretas, aunque afirmó que el debate fue “sereno y maduro”.

Consideró que el cierre de Madrid es “lo más prudente” porque “no estamos para fiestas ni para puentes”, ya que la incidencia acumulada de casos es de poco más de 430. Tras exponer que la incidencia acumulada ha bajado de más de 700 casos a los actuales 430, desde septiembre, reiteró que la decisión al respecto depende de Ayuso.

De todos modos, él se mostró partidario de tomar ya medidas “drásticas, contundentes y temporales” para no tener que llegar al confinamiento total.