Madrid busca negociar con Moncloa un corredor turístico con países con baja incidencia de covid

El PP someterá a debate en el Pleno de esta semana en la Asamblea una iniciativa para instar al Gobierno de Sánchez a crear una vía segura para llegada de turistas

Nunca antes, el sector turístico había sido sometido a un escenario de crisis y parón total como el que está teniendo que afrontar ahora con motivo de la pandemia del coronavirus. En Madrid, sin apenas visitantes de otras regiones ni turistas extranjeros, la situación es dramática para muchas empresas y negocios para los que buena parte de sus beneficios depende de esta actividad. En este escenario, la Asamblea de Madrid debatirá en el Pleno de este jueves una Proposición no de Ley (PNL) presentada por el Partido Popular que plantea la creación de un corredor turístico seguro desde determinados países extranjeros hasta nuestra región.

La iniciativa, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, propone solicitar al Gobierno de España el establecimiento de un grupo de trabajo con la Comunidad de Madrid con el fin de crear un corredor turístico-sanitario para Madrid, «al modo de los que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ya está estableciendo con las comunidades autónomas de Canarias, Baleares o Valencia».

Se trata de una medida que permitiría aliviar de alguna manera las pérdidas del sector turístico y, al mismo tiempo, promover de manera segura la llegada de un volumen de visitantes a la región que permitiera mantener un mínimo de actividad económica. Según el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la cámara regional, Alfonso Serrano, «los corredores turísticos seguros permiten conectar determinadas regiones o países europeos donde el coronavirus tenga poca incidencia con lugares con gran dependencia del turismo, como España, con todas las garantías sanitarias y de seguridad requeridas por los organismos competentes a fin de reactivar el sector». Éste sería un punto clave. Como parte de esos corredores turísticos seguros se establecerían conexiones con aquellas regiones o países europeos en los que la situación epidemiológica estuviera controlada o con unos niveles bajos de transmisión del virus. Ése es también el modelo de los corredores turísticos que el Gobierno de España estableció este verano tanto para Baleares como para Canarias y del que negocia desde mediados de octubre con la Comunidad Valenciana.

La propuesta encaja además con la voluntad expresada recientemente por la ministra de Turismo, Reyes Maroto, que se mostró partidaria de extender estos canales de llegada de turistas al territorio peninsular como vía para «recuperar el flujo turístico internacional y generar confianza como destino seguro».

Según el portavoz popular en la Asamblea «es necesario que el Gobierno de España junto a las comunidades elaboren un Protocolo Sanitario Turístico específico para que se tengan en cuenta todas las medidas necesarias de todas las actividades turísticas y comunicarlo a través de una campaña nacional e internacional para que los destinos nacionales se perciban como seguros».

Medidas fiscales

La PNL de los populares incluye más medidas complementarias al diseño de este corredor turístico como, por ejemplo, la fijación de un IVA superreducido para el sector turístico aplicado en los años 2020 y 2021, además del aplazamiento de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades y la bajada de las tasas aeroportuarias del 25% durante este mismo período. Otras iniciativas necesarias, según el jefe de la bancada popular en Vallecas, pasan por el impulso desde los municipios de Madrid de «un plan de reducciones, bonificaciones o aplazamientos de impuestos locales como el Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI), Paso de vehículos (TPV), Tasas de basura, Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), todas ellas extensibles a la próxima anualidad de 2021».

También se propone la obligación de registro para los apartamentos de uso turístico en la Comunidad de Madrid, de modo que se exija a las plataformas que trabajan con este tipo de viviendas que únicamente puedan comercializar con aquellas que cuenten previamente con número de registro.

Frenar la pérdida de empleos

Los populares enmarcan esta iniciativa en la necesidad de ayudar a un sector turístico en grave crisis desde el comienzo de la pandemia en el mes de marzo. Desde el grupo popular consideran urgente acometer medidas de impacto que frenen la caída de la actividad y del empleo y que, al mismo tiempo, contribuyan a sostener la industria turística regional y faciliten la remontada de visitantes nacionales e internacionales con la proyección de Madrid en todo el mundo como un destino sanitariamente seguro y de la máxima calidad.

Y es que las cifras que golpean a la actividad turística asustan, ya que aunque la crisis sanitaria está causando unos catastróficos efectos en numerosos sectores, es éste uno de los que más está sufriendo las consecuencias económicas de la actual situación. Es la principal industria de España, genera más de 175.000 millones de euros anuales, representan el 14,6% del PIB y cerca de 3 millones de empleos. España cerró 2019 con 83,7 millones de turistas extranjeros, sin embargo, entre enero y agosto de 2020, ha perdido 40 millones de visitantes y cerca de 60.000 millones de euros.

La Comunidad de Madrid cerró 2019 con la llegada de 7,6 millones de turistas internacionales, que realizaron un gasto estimado en 10.452 millones de euros. Según la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) actualmente solo están abiertos el 30% de los establecimientos hoteleros de la región, con una ocupación que no alcanza el 20%, de la cual los turistas representan un 5%.