Exámenes en las universidades madrileñas en plena ola: «No hay gel ni distancia. Tenemos miedo»

Los rectores defienden la «normalidad» de las pruebas presenciales en Madrid

Thumbnail

Hay crispación entre los estudiantes. Los rectores han ganado la batalla de los exámenes presenciales, frente a las pruebas online que demandaban los alumnos y, desde el 9 de enero, los alumnos madrileños están acudiendo a sus respectivas facultades a examinarse porque así lo han decidido los rectores con la Consejería de Ciencia y Universidades. Pero los ánimos están caldeados. En algunas universidades, como la Autónoma o la Politécnica, los alumnos ya han compartido a través de las redes sociales imágenes de aglomeraciones a las puertas de las aulas en los momentos previos al examen, vagones de metro repletos de estudiantes sin posibilidad de guardar distancias... No logran entender qué necesidad hay de hacer exámenes presenciales en plena tercera ola de expansión del virus y tener que responder a las pruebas con bajas temperaturas por la necesidad de ventilación.

Ana es estudiante de Educación Infantil de la Universidad Rey Juan Carlos y se examinó el jueves pasado de Laboratorio de Juegos Matemáticos. «La coordinadora del grado ya nos dijo la tarde anterior al examen que no iba a ir porque era persona de riesgo y nos convocó a las 9:25 en la puerta de un aula del Campus de Vicálvaro. Pasamos de cuatro en cuatro, pero no había gel hidroalcohólico, tampoco el metro y medio de distancia entre las mesas. Lo comenté y la profesora que cuidaba el examen me dijo que no podía hacer nada». Ana asegura que fueron los propios alumnos los que abrieron las ventanas. «A los 6 minutos del examen entró una chica para medir la calidad del aire. ¿Pero cómo no iba a estar bien si solo llevábamos seis minutos? Tenemos miedo y rabia por hacer exámenes en plena ola. No nos han escuchado y, en cambio, han venido compañeras desde Londres a examinarse, mientras que otros de Galicia se lo han dejado todo para junio por miedo a trasladarse».

Imagen de la Universidad Autónoma durante la realización de un examen hace unos días.
Imagen de la Universidad Autónoma durante la realización de un examen hace unos días.redes socialesredes sociales

Guillermo Amilivia, portavoz del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (Ceune), cree que solo hay una explicación a este «empecinamiento» de los rectores por hacer los exámenes presenciales. «Dicen que copiamos, pero la solución está en cambiar el modo de hacer los exámenes al formato online, pero a los profesores les da pereza hacerlo», asegura el representante de Ceune.

«Llevamos desde principios de enero viendo cómo se aproximaba la tercera ola de la pandemia y los delegados empezaron a comunicarse con los responsables para intentar evitar esto, pero parece que lo único que importa es que no se copie, obviándose nuestra salud y la del profesorado», se demuestra desesperanzada Lilian (20 años), que cursa Estudios Hispánicos en la UAM, una sobre la que más críticas han llovido. Blanca (23 años), estudiante del mismo grado en el mismo centro, coincide y suma a la crítica la mala gestión en una situación de crisis como esta: «Hasta pasada una semana del arranque del curso no sabíamos qué iba a pasar con las bibliotecas, las cafeterías, las mesas de los pasillos o los jardines; ¡hemos llegado a recibir tres comunicados contradictorios al día, mintiendo acerca de que tenían todo controlado!». Noelia (23 años) añade a lo dicho por sus compañeras que ya no hay excusas para no hacer las cosas bien, que «el año pasado fue un desastre y puede llegar a entenderse porque era algo inesperado para todos», pero que ya no hay razón para que la organización siga siendo tan «pésima».

Así las cosas, unas y otras aportan distintas soluciones a este problema que amenaza con nuevos contagios y que preocupa especialmente en las casas con personas de riesgo: exámenes desde casa y con el ordenador o exámenes en grupos reducidos y mejor repartidos en el espacio y en el tiempo para evitar las aglomeraciones que tanto se les afea cuando se producen en un bar.

“No podemos controlarlo todo”

Los rectores, sin embargo, defienden la «normalidad» en el desarrollo de las pruebas que se están realizando estos días. «Puede que haya algunas aglomeraciones en determinadas entradas, pero no son constantes ni comunes y, por otra parte, no podemos controlarlo todo», asegura Rosa de Fuente, Vicerrectora de Estudiantes de la Universidad Complutense, que ahora preside la Conferencia de Rectores de Universidades Madrileñas (CRUMA). Por eso ha apelado a la responsabilidad de los alumnos para que no se agolpen a las entradas de los edificios.

De la Fuente entiende el «nerviosismo» de los alumnos, pero defiende la seguridad de los protocolos que se están aplicando «con control de accesos, entradas y salidas diferenciadas, aforos limitados en facultades y aulas, entradas escalonadas, reprogramación de exámenes para los alumnos en cuarentena y pruebas online para alumnos vulnerables». Mientras, la Consejería de Sanidad madrileña está realizando test masivos de antígenos para detectar asintomáticos y, de momento, se han registrado entre un 0,2% y un 2% de positivos, dependiendo del campus en que se hayan realizado los test.

Madrid dice que no ha habido ni un contagio en las universidades

El consejero de Ciencia y Universidades, Eduardo Sicilia, envió ayer una carta a las universidades madrileñas pidiéndolas que extremaran las medidas sanitarias ante la concentración de exámenes que está habiendo estos días en los campus. Y a la vista de algunas imágenes de aglomeraciones que se han difundido por las redes sociales de alumnos concentrados en pasillos, decidió presentarse por sorpresa en un examen de la Universidad Complutense para constatar de primera mano si se estaban guardando las distancias, se respetaba el uso de mascarillas y se seguía el protocolo sanitario. Todo fue bien. Al menos esa fue la percepción del Consejero. «Vuelvo muy satisfecho tras comprobar que los exámenes se desarrollan con todas las garantías: respeto de protocolos, compromiso del profesorado y responsabilidad de los estudiantes, un reto enorme en el que las universidades cuentan con la Comunidad de Madrid», decía el consejero en su cuenta de Twitter.
La Administración autonómica cree que las imágenes de alumnos en los pasillos sin guardar las distancias de seguridad esperando a entrar a un examen «es una imagen puntual. Desde el pasado 9 de enero se están realizando exámenes presenciales en las universidades madrileñas y todos ellos están teniendo lugar sin incidencias y cumpliendo los protocolos sanitarios aprobados por las propias universidades. Aun así, son imágenes que hay que lamentar y que esperamos que no se vuelvan a repetir más», aseguran desde la Consejería.
La idea en la que se insiste desde las universidades es que los campus madrileños son absolutamente seguros tal y como se viene demostrando desde el pasado mes de septiembre cuando comenzó el nuevo curso universitario.
En Madrid, hace unas semanas que se decidió por unanimidad, tras una reunión entre rectores y Consejería de Universidades, que se mantendrían las clases presenciales y también los exámenes, tal y como estaba establecido en su calendario. «Desde entonces, todas las universidades de la región vienen ejecutando unos protocolos sanitarios con medidas adaptadas a la actual crisis sanitaria que vienen demostrando que las aulas son absolutamente seguras, ya que no se ha producido ni un solo contagio dentro de ellas». Es más, la consejería asegura que «Todos los contagios han sido en los entornos sociales de los estudiantes, no dentro de las aulas».

Imagen de un pasillo de la Universidad Autónoma antes de un examen durante esta convocatoria.
Imagen de un pasillo de la Universidad Autónoma antes de un examen durante esta convocatoria. Redes socialesRedes sociales