Villacís asegura que en Madrid “algunas terrazas en aparcamientos han venido para quedarse”

La vicealcaldesa afirma también que en la capital hay fiestas ilegales, pero “menos que en otros sitios donde la hostelería está cerrada a cal y canto”

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña VillacísZipiEFE

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha aseverado este martes que algunas ampliaciones de terrazas de hostelería a bandas de aparcamiento o zonas terrizas “han venido para quedarse”.

“Algunas han venido para quedarse; el gran debate de las ciudades va a ser es el espacio público, y tienes que ver qué es lo más importante para la ciudad, una plaza de aparcamiento, o un espacio para, por ejemplo, terrazas o tiendas de flores”, ha manifestado en una entrevista en ‘Onda Madrid’.

Villacís ha puesto de relieve que gracias a esas medidas para las terrazas se ha conseguido “sacar del ERTE a 3 trabajadores por terraza”, en total unos 6.000 profesionales del sector, ha añadido, han salido del ERTE gracias a las medidas para la ampliación de las terrazas de hostelería.

Si bien, ha apuntado que hay terrazas que han tenido que ser multadas porque sus ampliaciones no eran legales. “Hay terrazas que no la cumplen y estamos por sancionar a aquellos pocos que dan mal nombre a quien lo está haciendo bien”, ha finalizado.

En otro orden de cosas, ha asegurado que en Madrid sí hay fiestas ilegales, pero hay menos que “en otros sitios donde la hostelería está cerrada a cal y canto”, ya que “un establecimiento es más seguro, es transparente y a la hora de hacer cumplir las normas es revisable”.

Así lo ha indicado la vicealcaldesa después de que este fin de semana se hayan detectado en la capital hasta 442 fiestas ilegales. Villacís cree que este número responde a que “cada vez se están detectando más, porque ha funcionado animar a los vecinos a que denuncien”.

Al tiempo, la vicealcaldesa madrileña ha apuntado que “la gente trata de ver una normalidad en la que no se vive”. “Tenemos mejores cifras pero eso no hace que haya que bajar la guardia”, ha apuntado a continuación.

Por otra parte, ha puntualizado que “las sanciones se están imponiendo y tienen el objeto de disuadir”, pero que “la mayor parte de las veces la están pagando los padres”. “Hay otras fiestas que no hemos conseguido detectar, pero no se puede minimizar el impacto o encontrar despreciable esa cifra, porque cualquier foco de contagio puede ser una, dos muertes”, ha concluido.