Ayusocoin, la criptomoneda de Ayuso que da una lección a los políticos

Un ingeniero informático español crea una moneda virtual con el nombre de la presidenta de la Comunidad de Madrid para enseñar a los dirigentes del país cómo funciona esta tecnología

Isabel Díaz Ayuso durante sus vacaciones en Ibiza.
Isabel Díaz Ayuso durante sus vacaciones en Ibiza.José Ruiz Europa Press

Rastreando los portales de transparencia de los diferentes partidos y de las instituciones, podría parecer que existe cierta animadversión a las criptomonedas desde el sector político, al menos, así lo piensa Íñigo González, el ingeniero informático que, según adelantó en exclusiva Vozpópuli, se ha propuesto hacer llegar esta tecnología a los dirigentes y portavoces del país. «En sus declaraciones de bienes todos tienen hipotecas, cuentas corrientes, inmuebles..., pero ninguno tiene criptomonedas», lamenta en una entrevista con Europa Press sobre el conservadurismo de los políticos españoles a la hora de invertir.

Él mismo reconoce que desconocía hasta hace poco el funcionamiento de las monedas virtuales, siendo precisamente esto lo que le empujó a desarrollar su propia criptomoneda desde cero, como método de autoaprendizaje. A partir de ahí y tras fijarse en lo poco familiarizados que están con esta tecnología los mismos políticos que luego tienen que regular su uso, González decidió otorgarles una nueva utilidad a sus tokens y darles una lección a los políticos, a quienes van dirigidas sus ayusocoins, en exclusiva Vozpópuli,

Sobre el nombre elegido, Íñigo González ha insistido a la misma agencia en que, aunque hace una clara referencia al segundo apellido de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el criptoactivo no es de ningún partido concreto, sino que se trata de una estrategia para llamar más la atención. De hecho, su objetivo es llegar a los políticos y políticas de todas las siglas: «A ver si así conseguimos que Díaz Ayuso tenga 1.000 ayusos, y no solo Díaz Ayuso, sino también gente de otros partidos».

González ha lanzado 47.000 millones de tokens y, de momento, estos no tienen ningún coste, pues su fin es meramente didáctico. Eso sí, cada persona solo podrá concentrar a través de contratos inteligentes de la plataforma Etherum un total de 10.000 unidades, para evitar así ninguna especulación. Que lo único que quiere este ingeniero es que la clase política deje de frenar el crecimiento de las criptomonedas, lo que, sigue declarando a Europa Press, hace que España esté «perdiendo el acceso a unos mercados y a unas tecnologías que le vendrían muy bien».