Así es “Madrid Seguro”, la asociación que convocó la manifestación homófoba y racista en Chueca

Rechazan la inmigración por considerarla el origen de un “polvorín multicultural” en Madrid y defienden iniciativas de apoyo social sólo para españoles

La marcha convocada para ayer sábado por la asociación Madrid Seguro había despertado la alarma en Chueca en los últimos días. A priori organizada en repulsa de los objetivos de la Agenda 2030 y de la Agenda 2050, la concentración terminó convertida en un aquelarre de odio LGTBI, ya que los participantes, en plena plaza de Chueca, lanzaron cánticos y amenazas al colectivo homosexual, tales como “Fuera maricas de nuestros barrios” o “Fuera sidosos de Madrid”.

En los días previos, unas octavillas alertaban del peligro de esta manifestación en el barrio. Hasta el punto de que se repartieron octavillas que avisaban a los vecinos de esta cita: “La concentración tiene un marcado carácter racista y homófobo. Detrás de estas asociaciones se encuentran grupos neonazis infiltrados en asociaciones vecinales”.

Pero, más allá de la tormenta política que desatará esta concentración en los próximos días, ¿qué es Madrid Seguro y quiénes integran este controvertido colectivo? Se trata de una asociación de reciente creación. De hecho, en sus perfiles de redes sociales apenas cuenta con poco centenares de seguidores. En su web, Madrid Seguro señala que “nace en contraposición con las tradicionales asociaciones vecinales que han ido surgiendo en los distritos y municipios de la Comunidad de Madrid en los últimos años”. Y plantea una serie de prioridades para su actuación que pasan fundamentalmente por el rechazo al inmigrante, la atención prioritaria a los españoles y un cuestionamiento de la actual administración.

Convocatoria de la manifestación neonazi en Chueca
Convocatoria de la manifestación neonazi en Chueca FOTO: RRSS RRSS

Centrados en nuestros compatriotas

Entre otras cuestiones, reivindican “la cultura e identidad de los pueblos de Europa a través de iniciativas que tienen como base nuestros barrios”. En ese sentido, aseguran trabajar por “unos barrios seguros” y consideran “que los centros de primera acogida y pisos tutelados son un foco de inseguridad y desestabilización de nuestros barrios”. Y añaden: “Fomentamos iniciativas sociales de carácter vecinal cuyo centro de atención son nuestros compatriotas más desfavorecidos por la coyuntura actual”.

También asegurar apoyar a los comerciantes locales frente a todo abuso de las administraciones públicas y el acoso vecinal fomentado por determinadas Asociaciones tradicionales”. Junto a estas reivindicaciones también dejan claro su rechazo a los salones de juego en los barrios y reivindican que “la relación con la naturaleza es parte inalienable de nuestro ser”, de tal manera que, añaden, “cualquier iniciativa social debe buscar la ponderación con el respeto al medio natural”.

Contra los refugiados afganos

Entre sus últimas publicaciones destacan algunas en las que dejan patente su rechazo a la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez y de las comunidades autónomas de acoger a refugiados afganos en España: “Alimentar a un niño en España cuesta una media de 119€ al mes. Alojar a un ciudadano Afgano en el Hotel Occidental Castellana Norte (4 estrellas) del distrito de Hortaleza, supone un coste para los españoles de 2.100€ al mes”.

También lamentan que distritos como Ciudad Lineal se estén convirtiendo, a su juicio, en polvorines interculturales. Según el diagnóstico que explican en sus redes, Madrid está sufriendo en la actualidad “una ola de violencia multicultural”. E insisten en la necesidad de que todos los barrios de Madrid “estén libres de menas y de bandas latinas”