La confesión de Gallardón a Aguirre, el “ayusismo” de la ex presidenta y el runrún del “PP del Pleistoceno”

El diálogo entre el ex alcalde y Aguirre compartió los focos con el aviso que lanzó la presidenta Ayuso en torno al peligro que suponen para la libertad los socio de Sánchez

El ex alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el alcalde José Luis Martínez-Almeida y la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.
El ex alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el alcalde José Luis Martínez-Almeida y la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Podría parecer imposible imaginarse a Alberto Ruiz-Gallardón y a Esperanza Aguirre hablando de la actual crisis en el PP de Madrid. Pero no lo es. O no lo fue ayer, al menos. Con lo que ellos fueron. Tuvo lugar el episodio durante el acto de celebración de la Constitución en la Real Casa de Correos y en el que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la delegada del Gobierno, Mercedes González, pronunciaron sendos discursos en torno a la Carta Magna de 1978. De hecho, la confidencia del ex alcalde de la capital a la ex presidenta regional fue de lo más comentado ayer. «Lo de Ayuso es imparable», aseguró Gallardón a Aguirre, en una charla distendida que no escapó de los micrófonos y las cámaras congregadas ayer en el kilómetro cero de la capital. Y es que Ayuso invitó a sus antecesores a este acto. Y allí estaban, sentados en primera fila. Tres de ellos: Leguina y los ya mencionados.

El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina; el exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón que saluda a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina; el exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón que saluda a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Gallardón, al margen de la frase, saludó cariñosamente a la actual presidenta. Pocas dudas hay también del «ayusismo» militante de Aguirre. Por si las hubiera, ella las despeja ante los micrófonos cada vez que puede. En declaraciones a los periodistas al término del acto en la Puerta del Sol, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid calificó de «fantástico» el discurso de Ayuso y señaló que también estuvo «bien» la intervención de la delegada del Gobierno, Mercedes González. «El PSOE tiene que volver al espíritu de la Constitución y la delegada creo que ha hecho un buen discurso también», añadió la ex lideresa.

La delegada del Gobierno, Mercedes González
La delegada del Gobierno, Mercedes González FOTO: Cristina Bejarano La Razón

A cuentas del Congreso

Al ser preguntada en otro momento por qué Génova y el equipo liderado por Pablo Casado insiste en que Ayuso no sea la presidenta del Partido Popular de Madrid, Aguirre señaló que eso habría que preguntárselo a la dirección nacional del PP y subrayó que la presidenta de la Comunidad de Madrid ya ha dicho que se va a presentar al congreso regional. Dicho esto, recalcó que la Ley de Partidos Políticos y los Estatutos de PP «dicen que tienen que tener un congreso cada cuatro años como máximo». Y recalcó que el último fue en la época del «pleistoceno», en febrero de 2017, cuando ganó Cristina Cifuentes. «Ya vamos para cinco años», enfatizó.

MADRID, 03/12/2021.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso
MADRID, 03/12/2021.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso FOTO: FERNANDO VILLAR EFE

A su llegada al acto, Aguirre dijo que ella cree que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no se va a presentar al congreso regional del PP madrileño, que está previsto para el segundo trimestre de 2022. Poco después llegaba el alcalde. Almeida, al ser preguntado por esas palabras, la propia Aguirre ha querido reinterpretar sus propias palabras: «Yo creo, oiga, he dicho que a lo mejor le convencen». «¿Tú te presentas?», le ha preguntado entonces el alcalde y la expresidenta madrileña ha bromeado: «Lo estoy dudando». Ambos se saludaron entonces afectuosamente y Almeida recordó que él está en política gracias a Aguirre.

Y entre los invitados, también los protagonistas del culebrón del final de año. Los presupuestos. Monasterio, por su pacto con Ayuso. Ortega Smith, por su portazo a Almeida, lo que supondrá dejar en el alambre decenas de inversiones. Y sin desvelar si finalmente dará su brazo a torcer.