Cargando...

Rastrear la historia industrial y pujante de Arganzuela

El Ayuntamiento anima a conocer, en distintos recorridos, el pasado de una zona de Madrid marcada por las fábricas, los mercados y el Matadero

De esos hierros... estos barrios FOTO: Ayuntamiento de Madrid

La Comunidad de Madrid refuerza su apuesta por la difusión del patrimonio cultural madrileño con la programación de la nueva edición de “Miguitas”, tres itinerarios urbanos con los que, hasta noviembre y previa inscripción a partir del 4 de abril, se quiere dar a conocer la huella que ha dejado el paso del tiempo en el barrio de Arganzuela de la capital, en el que se ubica el complejo El Águila. Además, en el Auditorio de este espacio, el 26 de abril, se celebrarán las terceras jornadas del ciclo “Tejiendo pasado”, centradas en esta ocasión en el conocimiento de los conventos femeninos de la región desde la Edad Media al Antiguo Régimen.

Miguitas consta de tres recorridos urbanos para adultos, en los que se propone un viaje por la historia y las personas que han vivido y trabajado en el barrio de Arganzuela, desde finales del siglo XIX hasta los últimos años del XX. De este modo, los participantes conocerán la historia de este barrio obrero desde su nacimiento a su desindustrialización, así como un recorrido por la singularidad arquitectónica y urbanística de la zona.

El primer paseo, que recibe el nombre de “Al calor de la industria”, ofrecerá una visión global de la evolución urbana y del trazado del barrio, el origen de su nombre y las consecuencias de la llegada del ferrocarril. A través de este recorrido arquitectónico por el patrimonio industrial levantado en torno a las estaciones de Delicias y Atocha y por la transformación del tejido urbano, se podrá entender el pasado, presente y futuro del distrito. El segundo circuito, llamado “Vías, fábricas y el nacimiento de un barrio obrero”, es un recorrido pensado para descubrir con mayor detalle el proceso de industrialización de la zona, que tuvo como consecuencia la llegada en aluvión de población obrera. Esta ruta se adentra en un contexto histórico que finaliza con el estallido de la Guerra Civil, punto de inflexión que abre una nueva etapa en la ciudad.

Por último, De esos hierros…estos barrios es un paseo que se inicia con una descripción de la ciudad y de Arganzuela tras la Guerra Civil para explicar las claves urbanas generadas en la postguerra. Paradójicamente, durante estos años de escasez la zona vivió una edad de cierto auge, favorecida por ser el área de entrada de mercancías y alimentos desde lugares como la estación de Delicias, el mercado de Frutas y Verduras y el Matadero.

Como complemento de esta programación, la Comunidad de Madrid va a poner en marcha –también previa inscripción– talleres para grupos familiares con niños a partir de 6 años, que en esta edición contarán con 375 plazas gratuitas y en los que se invitará a recorrer los espacios de El Águila, poniendo atención en los detalles que delatan su pasado industrial. El taller “Tocando la arquitectura de El Águila”, que se centrará en la importancia del sentido del tacto para nuestra experiencia y comprensión del mundo, propone un viaje táctil sobre la arquitectura de El Águila, un espacio único rehabilitado por los arquitectos Tuñón y Mansilla.

Tejiendo pasado

Por su parte, Tejiendo pasado en esta ocasión se centrará en el conocimiento de los conventos femeninos de la región desde la Edad Media al Antiguo Régimen. Así, el 26 de abril y con el título Los conventos femeninos. Espacios, poderes, culturas, se celebrará una conferencia centrada en recuperar y difundir el conocimiento del monacato y de otras formas de vida religiosa en la región. Las conferencias, abiertas al público general previa inscripción a partir del día 4 de abril, serán impartidas por destacados profesionales e investigadores, constituyendo un primer acercamiento a la vida de estas mujeres, su forma de vida en los conventos, las relaciones de poder y su vida cotidiana. Este ciclo cuenta con la coordinación científica de Ángela Muñoz e Isabel Baquedano Beltrán.