Madrid

Un vino de chimenea: le proponemos este tinto segoviano que es pura explosión frutal y elegancia

Tinto de producción limitada, debe buscarse ávidamente para el atesoramiento de placeres futuros.

Cote de Luna 2019.
Cote de Luna 2019. FOTO: Cote de Luna 2019. Cote de Luna 2019.

Hay elaboradores que se retratan afortunadamente con un vino. Todo el trabajo filosófico que precede a la selección de un terruño, y al armazón intelectual de un vino, a veces resulta ostensiblemente fallido. No es el caso de Cote de Luna, pues la mano que mece este ejemplar se revela como un genuino alquimista. De modo sorprendente, un tinto de la segoviana Valtiendas, que maneja diversas zonas del poliédrico entramado de la Ribera del Duero, y de la añada 2019, adquiere unos niveles de profundidad y un acabado redondo, inconcebible en otros casos. Pura explosión frutal, fineza, elegancia, y una acidez que augura maravillosos momentos. Un lujo de los sentidos, que viene avalado por un exquisito trabajo de viticultura y un respeto a los ciclos lunares en las fases de gestación del vino. Al control de la fermentación y sus temperaturas, sigue una delicada tonelería francesa también de inspiración lunática. Intenso, aromático, gustoso, vendaval de delicadeza. Tinto de producción limitada, debe buscarse ávidamente para el atesoramiento de placeres futuros. Mejor, frente a una chimenea.

La ficha del vino

Bodega: Cote.

Vino: Cote de Luna 2019.

D.O: V. T Castilla y León.

Precio: 45 euros.

www.cotewine.com