Servicios en la nube para mejorar el planeta

El uso del Cloud Computing ha crecido durante la pandemia. Ya en 2019, gracias a los servicios Cloud de Telefónica Empresas basados en Data Centers gestionados por la compañía, se evitó la emisión de 113 toneladas de CO2 a la atmósfera

Las empresas son cada vez más entusiastas de migrar todos los archivos a la nube / Pixabay
Las empresas son cada vez más entusiastas de migrar todos los archivos a la nube / Pixabay

En los últimos tiempos se habla mucho del Cloud Computing (servicios en la nube) y de los beneficios empresariales que genera. No es un secreto que la ralentización económica ocasionada por la pandemia ha llevado a muchas empresas a una situación complicada. Su objetivo ahora es recuperar la normalidad lo antes posible. Y para lograrlo necesitan optimizar los costes y procesos al máximo. En este sentido, las tecnologías de la nube suponen una ayuda indispensable, algo que según los expertos podría llevarles a suavizar e, incluso, aplanar la curva de desaceleración económica.

Según las conclusiones de la cuarta edición del informe de Quint sobre el mercado cloud en nuestro país, «Cloud Computing en España 2020», la crisis ha sido un acelerador de la adopción de la nube en España. A pesar de la Covid-19, durante las semanas de mayor incertidumbre de la crisis, la adopción de software en la nube experimentó un crecimiento extraordinario derivado de los beneficios que esta tecnología aporta.

Entre las ventajas del cloud, los clientes destacan en el informe de Quint la continuidad del negocio, la agilidad y flexibilidad en el consumo de servicios (la compañía solo paga lo que usa) y, sobre todo, la facilidad para permitir a los empleados trabajar en remoto desde sus casas u otros lugares, incluso, estando en movimiento. Además, se reducen los costes, al no necesitar una infraestructura propia que supondría gastos de mantenimiento y energía.

A todas estas importantes ventajas para el mundo empresarial, se suman las que aporta a la sociedad y al planeta, pues una de las principales características del Cloud Computing es que favorece al medio ambiente. Los servicios en la nube de Telefónica Empresas utilizan servidores alojados en Data Centers que cumplen con elevados estándares de eficiencia energética. Esto hace posible proporcionar el servicio al cliente consumiendo menos recursos.

Por ejemplo, reduce el consumo de electricidad, lo que conlleva una importante disminución de emisiones de CO2. Así mismo, optimiza las necesidades de climatización reduciendo la fuga a la atmósfera de gases refrigerantes que tienen un gran impacto en el cambio climático. También se optimiza la necesidad de uso de equipos, evitando la extracción de materias primas de la naturaleza, como metales, silicio o utilización de plásticos. Un último estudio publicado por Accenture apunta que las migraciones al Cloud por parte de las empresas pueden reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera atmósfera en 59 millones de toneladas al año. Esto representa una reducción del 5,9% del total de las emisiones de TI y equivale a retirar 22 millones de coches de la carretera.

De manera adicional, el Cloud facilita la movilidad de los trabajadores y fundamental en tiempos de pandemia y Teletrabajo. Esto evita los desplazamientos masivos de trabajadores con los beneficios que todos hemos podido observar en los últimos meses, reducción del tráfico, menos emisiones de CO2 a la atmósfera y menor contaminación atmosférica en ciudades. En 2019, gracias a los servicios Cloud de Telefónica Empresas -que cuentan con sus propios data centers- se evitó la emisión de 113 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a plantar un bosque de casi 2 mil árboles.

EL CAMINO A RECORRER

La migración al Cloud es una decisión directamente relacionada con el negocio y su supervivencia, que genera beneficios claros para las organizaciones, ya que amplían las posibilidades de crecimiento, ganan agilidad y flexibilidad. Al mismo tiempo, promueve la colaboración y la innovación, a la vez que produce eficiencia en costes y ayuda a las compañías a avanzar en sus compromisos climáticos.

Sin embargo, migrar a la Cloud, no se hace de un día para otro, tiene sus desafíos. Aún para las empresas más preparadas, marcas nativas digitales u organizaciones con recursos económicos y tecnológicos, puede ser un camino difícil de recorrer que afecta al futuro del negocio. Para ello, compañías con una dilatada experiencia en telecomunicaciones como Telefónica Empresas ayudan a los clientes a recorrer ese camino para alcanzar el máximo potencial y beneficios de esta tecnología.

Telefónica Empresas ofrece servicios profesionales a la medida para cada caso de negocio. Establecen un análisis de viabilidad, diseñan y despliegan la arquitectura Cloud más factible y completan una primera migración exitosa minimizando el impacto sobre las operaciones del día a día del negocio.

Cuentan con servicios de «cloud networking», infraestructura en la nube (con todo el espectro de soluciones, desde el Housing y Hosting, Cloud Privada, Cloud Pública, híbridos multicloud…), «Cloud Comms» o servicios de Ciberseguridad en la Cloud, para asegurar que el proyecto de migración se lleva a cabo siempre de forma segura y cumpliendo con todas las normativas vigentes.

Todos los servicios en la nube están destinados a la optimización de recursos: laborales, económicos y energéticos. Según varios informes que se han publicado en los últimos años, los servicios Cloud disminuyen entre un 30% y un 90% las emisiones de carbono de las compañías en comparación con los modelos tradicionales situados en las instalaciones.

Estos informes marcan el camino a tomar: un mundo IT mucho más digitalizado y menos físico, un camino no sólo más económico y accesible, sino mucho más amigable con el medio ambiente.