¿En qué ciudades de España es más caro y más barato sacarse el carné de conducir?

Aprobarlo a la primera costaría una media de 692 euros, según un estudio realizado por Facua en 30 de las principales ciudades españolas

Muchos jóvenes que desean conducir ya un coche se formulan mucho una pregunta esencial: ¿cuánto cuesta realmente sacarse el carné de conducir en España? La respuesta no está del todo clara, pues se debe tener en cuenta varios factores, entre ellos uno principal: la ciudad en la que vas a sacártelo.

El precio medio aprobando a la primera es de 692 euros, contando la matrícula de la autoescuela, las clases prácticas y las tasas del examen, según un estudio realizado por Facua en 30 de las principales ciudades españolas.

Sin embargo, aprobar a la primera resulta una tarea complicada y repetir la prueba supone que el precio suba. Un alumno que suspende el examen tiene que pagar nuevamente las tasas y dar más clases prácticas en la autoescuela, hasta que vuelva a enfrentarse de nuevo al examen.

¿Dónde es más barato sacárselo?

Granada es la ciudad más barata para sacarse el carné de coche, según la organización de consumidores. Si apruebas en el primer intento, te costará aproximadamente 452 euros, una cifra similar a la que se da en La Coruña, en segunda posición, donde obtener el carnet de conducir ronda los 499 euros. Y en Badajoz, en tercer lugar del estudio, te costará alrededor de 511 euros. De las principales ciudades, Madrid sería la más “económica”: 664 euros.

La media para aprobar el examen a la primera es de 20 clases prácticas de 45 minutos. Si se supera este número de clases, el precio aumenta en cualquiera de los casos. Estos datos han sido calculados haciendo una media entre 286 autoescuelas de toda España.

Curiosamente, también hay diferencias en una misma ciudad. Por ejemplo, en Santander puedes llegar a pagar hasta 400 euros más por sacarte el carnet de conducir entre una autoescuela y otra.

¿Qué ciudad es la más cara?

La ciudad más cara para sacarse el carnet de conducir es Murcia, según Facua. El coste medio es de 933 euros, es decir, más del doble que en Granada, siempre que apruebes el examen práctico a la primera. Le siguen Lérida (903,29 euros), Bilbao (880,26 euros) y Barcelona (872,61 euros).

La variación entre aprobar el carnet de conducir en la ciudad más cara y la más barata es de un 106%. Pero analizando datos aún más específicos, la diferencia entre la autoescuela más cara (en la provincia de Cuenca) y la más barata (una vez más, en Granada) es de hasta 900 euros; es decir, un 277%.

Precio promedio de la clase práctica: 25,03 euros

La duración más frecuente de las clases prácticas es de 45 minutos. La media nacional se sitúa en 25,03 euros por cada clase suelta en 2015 en las 30 ciudades analizadas.

La media más baja está en A Coruña con 13,94 euros por clase y la media más cara está en Barcelona con 31,21 euros. Entre una y otra existe una diferencia de 17,27 euros, concretamente un 123,9% por una clase de características muy similares.

Facua avisa de que algunas autoescuelas ofertan lotes o bonos como forma de descuento, en los que suelen incluir el precio de la matrícula y un número aparejado de prácticas, pero en algunos casos estas clases de circulación tienen una duración diferente a las prácticas que se adquieren de forma independiente.

Cinco consejos para sacarse el carné

  1. Compara en otra ciudad. Los que viven en ciudades grandes y veranean en localidades más pequeñas, siempre pueden aprovechar el tiempo libre del verano para sacarse el carné. Infórmate de lo que cuesta en tu lugar de residencia y en el de vacaciones o en una provincia cercana. Así podrás comparar si resulta más económico.
  2. Solicita ayudas y becas. Fundación Mapfre ofrece cada año becas para sacarse el carné de conducir por valor de 500 euros. Para acceder a esta ayuda debes registrarte en la web y rellenar un formulario.
  3. Aprueba el teórico a la primera. Esfuérzate, estudia y haz ejercicios hasta que lo domines. Póntelo como una prioridad. Si apruebas a la primera el examen teórico, luego te quedarán dos oportunidades para el práctico.
  4. Aprende mientras vas de copiloto. En algunos países, por ejemplo Francia, Estados Unidos, Suecia, Canadá o Australia, se preparan así. Se trata de instruirse viendo cómo conduce otra persona. Esta dinámica viene muy bien para ahorrarte alguna clase de conducir, una vez aprobado el teórico.
  5. Fíjate en la letra pequeña. Algunas veces el precio es muy atractivo, pero resulta que no incluye el IVA u otras cantidades como los gastos de gestión o las tasas de tráfico. Pregunta por los precios de renovación, matrícula, tasas, gestión de documentos y clases prácticas y teóricas.