Filtros anti coronavirus: los fabricantes chinos de coches empiezan a desarrollarlos

Gigantes de la automoción como Baic o Geely, propietario de marcas como Volvo, introducen este filtro en algunos de sus modelos para reducir el riesgo de contagio

Grupo Invicta Baic
Grupo Invicta BaicBaic

El fabricante chino de automóviles Baic ha presentado un filtro de aire electrónico que piensa instalar en sus coches y que, además del polen y las partículas, impide el paso de virus y bacterias, incluido el coronavirus. Según el fabricante, se lograría con ello un efecto similar al de si viajásemos en el vehículo con la mascarilla puesta.

Baic filtro coche
Baic filtro coche FOTO: baic

Este invento se ha presentado hace unos días en el marco de la tercera conferencia de cuidados para la salud en el automóvil. El fabricante chino Baic presentó sobre el modelo SUV X7 un habitáculo saludable e inteligente que interactúa con el coche y sus usuarios para que circule por el habitáculo un aire limpio y conseguir la temperatura óptima en todo momento.

Con el sistema Hi-Me, el objetivo de la firma china es aportar un ambiente saludable para los ocupantes del automóvil durante sus desplazamientos. El elemento más importante es un filtro de aire electrónico CN95 que surge como respuesta a la gran crisis desatada por el Covid-19. Este filtro actúa como una red de seguridad capaz de proporcionar un 98,5 por ciento de eficiencia ante la filtración de virus y bacterias, al tiempo que garantiza en el habitáculo una calidad del aire muy superior. Es decir, con las mismas garantías que ofrecen las mascarillas de más alta protección.

Porque este filtro no sólo se ocupa de conseguir el aire más puro posible en el habitáculo, sino que también selecciona materiales antialérgicos para el interior mediante un control de los compuestos orgánicos volátiles y ambientadores con productos naturales extraídos del aceite. Que cambian automáticamente cuando detecta en el exterior un exceso de contaminantes en el aire. A mediados de año se comenzará a ofrecer en los modelos de producción y, para el futuro, también se trabaja con un volante capaz de controlar constantemente el ritmo cardíaco del conductor, su respiración y activar consultas médicas online.

Desde el inicio de la pandemia del Covid-19, el Grupo Baic y sus socios, entre los que se encuentran las filiales de Mercedes Benz y Hyundai, han donado más de 70 millones de yuanes (9,1 millones de euros) para satisfacer las demandas médicas en las zonas afectadas. Este fabricante ya ha reanudado en China la producción de automóviles.

Por su parte, el grupo Geely ya comercializa en China un todocamino de lujo que incorpora un filtro que impide el paso del 95% de partículas mayores de 0,3 micrómetros. Otros como Tesla ofrecen filtros denominados Bioweapon Defense que, según el fabricante, podrían soportar un ataque militar biológico. Su eficacia contra el coronavirus no está probada.