¿Cuándo hay que encender las luces antiniebla del coche?

La Guardia Civil advierte de que un mal uso de ellas conlleva una sanción de 200 euros

Carretera con trafico y mucha niebla, pero los coches circulan sin las luces reglamentarias.
Carretera con trafico y mucha niebla, pero los coches circulan sin las luces reglamentarias.CONNIE G. SANTOSLa Razón

Dominar el uso del alumbrado del vehículo es clave para circular con seguridad en condiciones de baja visibilidad. La mayoría de los conductores saben en qué circunstacias deben activar las luces de cruce o las de largo alcance, pero existe cierta confusión con las antiniebla.

Este sistema de alumbrado está pensado para las condiciones más adversas y, por tanto, las luces son más intensas para ver y ser visto con mayor facilidad. Al tener mayor luminosidad, es necesario ser cautos a la hora de encenderlas, ya que se corre el riesgo de deslumbrar al resto de conductores. Existen dos tipos de luces antiniebla, las delanteras (opcionales) y las traseras (obligatoria por normativa, al menos la de la parte izquierda).

El Reglamento General de Circulación establece que es obligatorio utilizar el alumbrado cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad. Estos fenómenos son la niebla, la lluvia intensa, nevada, nubes de humo o polvo o cualquier otra circunstancia análoga.

En todos estos casos debe utilizarse la luz antiniebla delantera o, en su defecto, la luz de corto o de largo alcance, ya que no todos los coches la llevan. La Guardia Civil ha recordado a través de una publicación en Twitter que con lluvia débil está prohibido su uso.

La normativa explica con más detalle que esta luz solo podrá utilizarse en dichos casos o en tramos de vías estrechas, con muchas curvas. Es decir, la calzada no debe superar los 6,50 metros y el tramo de curvas debe estar señalizado.

La más controvertida es la luz antiniebla trasera que, aunque su instalación es obligatoria para todos los vehículos en España, su uso está reservado para determinadas circunstancias puntuales.

¿Cuándo está prohibido el uso de la luz antiniebla trasera? En condiciones meteorológicas o ambientales de niebla ligera, lluvia débil, nieve débil y humo o polvo ligero. Por lo tanto, solo debe llevarse encendida con niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo.

El hecho de circular sin alumbrado con baja visibilidad está considerado como una infracción grave. La sanción si no las llevas puestas o las llevas cuando no debes es de 200 euros, aunque no conlleva reducción de puntos, según advierte la Guardia Civil.