Guías

Cuidado con limpiar así el coche... estos cinco errores podrían arruinar la carrocería

La limpieza del coche es más que una simple cuestión estética. De hecho, es una parte esencial en el mantenimiento de la carrocería y del chasis

En la imagen, un hombre limpia su coche con agua a presión | Fuente: Dreamstime
En la imagen, un hombre limpia su coche con agua a presión | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

La limpieza del coche es más que una simple cuestión estética. De hecho, es una parte esencial en el mantenimiento de la carrocería y del chasis, porque con ella evitaremos la aparición de la corrosión. Para mantener en buen estado todos los materiales del vehículo, lo más efectivo es lavarlo con frecuencia, idealmente cada dos o tres semanas. Además, algunas manchas muy comunes -como las provocadas por los excrementos de los pájaros o por el salitre que impregna la carrocería cuando aparcamos cerca de la playa- también pueden ser muy dañinas. Por lo que es muy importante que las retiremos cuanto antes. Ahora bien, a veces el remedio es peor que la enfermedad. A continuación, podrás encontrar una lista con los errores más comunes que suelen cometerse a la hora de lavar el coche:

Algunas manchas muy comunes -como las provocadas por los excrementos de los pájaros- pueden ser muy dañinas para la carrocería; por lo que es muy importante que las retiremos cuanto antes | Fuente: Dreamstime
Algunas manchas muy comunes -como las provocadas por los excrementos de los pájaros- pueden ser muy dañinas para la carrocería; por lo que es muy importante que las retiremos cuanto antes | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

El Fairy no sirve para todo

Si lavamos el coche con un producto no específico, es muy probable que acabemos por dañar la pintura, y que esta pierda su brillo y color original. Por ejemplo, muchas personas utilizan el limpia-hornos para lavar las llantas y el jabón para limpiar los platos para lavar la carrocería. Evidentemente, esto es un error.

Estos productos de cocina están diseñados para eso... para la cocina. Y pueden ser muy agresivos para los materiales del coche, lo que puede dañar el barniz que los protege. Por ese motivo, es muy importante que invirtamos un poco más de dinero en comprar un producto específico recomendado por el fabricante, sobre todo si el coche es nuevo.

Utilizar un producto no específico para la limpieza del coche puede arruinar la carrocería | Fuente: Dreamstime
Utilizar un producto no específico para la limpieza del coche puede arruinar la carrocería | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

Frotar... no rayar

No hay que ser un lince para deducir que los estropajos de cocina son tremendamente dañinos si los utilizamos sobre la pintura de la carrocería de nuestro coche. Algunas personas suelen utilizar también una esponja de baño. Esto tampoco es recomendable porque, en realidad, esta solo almacena la suciedad y no la retira definitivamente, más bien la reparte por otras zonas de la carrocería. La mejor opción siempre es utilizar agua a presión y un paño de microfibra con un jabón de PH neutro.

Ahora que se acerca el verano, también debemos recordar que en esta época del año, el calor puede secar demasiado rápido las zonas que ya hayamos limpiado. Y eso puede provocar que queden manchas de jabón. Por eso, es importante que vayamos aclarando el jabón a medida que avancemos. De esta forma, el coche quedará completamente limpio y sin manchas de ningún tipo.

Durante el verano, es muy importante que retiremos cuanto antes el jabón para que no se sequen | Fuente: Dreamstime
Durante el verano, es muy importante que retiremos cuanto antes el jabón para que no se sequen | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

Muchas personas también suelen pasar por alto limpiar el marco de las puertas, sobre todo si la limpieza la realizan en un túnel de lavado. Pero de nada sirve dejar la carrocería del coche impoluta, si al abrir la puerta nos encontramos con polvo o barro en el cerco de las puertas. Para dejarlo como nuevo, la mejor alternativa es quitar el grueso de la suciedad con agua limpia, y después utilizar un guante de microfibras con agua y jabón con un PH neutro. Posteriormente, debemos retirar los restos de jabón y secarlo con un trapo seco.

Olvidarse de los limpias cuando no se utilizan

Cuando llegue el verano, la lluvia será menos habitual. Y eso puede provocar que nos olvidemos de los limpiaparabrisas. Sin embargo, es en estos momentos cuando es más importante prestarles atención, porque las altas temperaturas tienden a degradar la goma. Y además puede provocar que se acumule la suciedad, lo que -a su vez- puede dar lugar a que se raye el parabrisas.

Por eso, cuando estemos limpiando nuestro coche, no debemos obviar las escobillas. Este también es el momento perfecto para evaluar si debemos cambiarlas. Para limpiarlos, lo que debemos hacer es utilizar un paño con alcohol para retirar la suciedad, y después debemos lubricar las partes móviles de los limpiaparabrisas. Eso sí, es importante que cubramos primero el capó y el parabrisas, para evitar que el aceite lubricante los ensucie.

La falta de lluvia puede hacer que nos olvidemos de cuidar los limpiaparabrisas, pero es en estos momentos cuando es más importante | Fuente: EFE/ Antonio Garcia
La falta de lluvia puede hacer que nos olvidemos de cuidar los limpiaparabrisas, pero es en estos momentos cuando es más importante | Fuente: EFE/ Antonio Garcia FOTO: EFE/Antonio Garcia EFE

Lo que importa es el interior

La suciedad que se acumula en el salpicadero es una gran fuente de gérmenes, que luego recogemos con las manos. Uno de los productos que más se suele utilizar para limpiar esta sección del vehículo es el gel hidroalcólico. Pero no es adecuado para la desinfección del interior del automóvil, porque reseca los materiales del salpicadero y de las pantallas. Por eso, siempre que sea posible, debemos utilizar una solución desinfectante específica para esto.

Otro de los errores más comunes a la hora de limpiar el interior del coche es utilizar crema hidratante en las tapicerías de piel. Pero este producto tampoco es adecuado. Cuando hablamos de la piel humana y de la piel de una tapicería, no estamos hablando de lo mismo, porque ni su grosor ni su textura es igual. Y además, nuestra piel está viva... a diferencia de la de la tapicería. Por eso, debemos buscar también un producto específico para limpiar este tipo de materiales.

El salpicadero es el lugar del coche donde más gérmenes se acumulan, por eso es el lugar donde debemos ser más incisivos | Fuente: Dreamstime
El salpicadero es el lugar del coche donde más gérmenes se acumulan, por eso es el lugar donde debemos ser más incisivos | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

Cuidar es mejor que lamentar

Aunque sea un poco más caro, es importante que realicemos una serie de rutinas adicionales cuando estemos lavando el coche, para que la carrocería y otros componentes del vehículo se mantengan en el mejor estado posible. durante el mayor tiempo posible. El prelavado -por ejemplo- resulta muy efectivo para retirar la suciedad más evidente como las hojas, las ramitas o los excrementos de los pájaros, que podrían llegar a arañar las superficies si frotamos sobre ellas directamente. Lo ideal es aplicar también una capa de cera protectora en toda la chapa después de cada lavado. Lo malo es que el correcto encerado conlleva una media hora de trabajo y un dinero adicional, por lo que poca gente lo hace.