Uno de cada 5 deportistas siguió corriendo en casa durante confinamiento

Un estudio de la Universidad de Murcia revela que casi el 30 por ciento de los participantes en eventos deportivos multitudinarios se sentiría inseguro

València la "ciudad del running", vuelve a la actividad física en sus calles tras mes y medio de confinamiento
Ana EscobarEFE

Sólo uno de cada cinco atletas, ciclistas o nadadores que realizan deporte habitualmente siguió haciéndolo en casa durante el confinamiento obligado por el estado de alarma sanitaria, pero los ejercicios con pesas y otros como zumba, pilates y yoga duplicaron el número de practicantes.

La Universidad de Murcia (UMU), a través del Grupo de Investigación Ingesport de la Facultad de Ciencias del Deporte, insiste en el análisis del deporte en la situación actual y esta vez se ha centrado en la motivación y la adherencia hacia la práctica de actividad física durante el periodo de confinamiento por la covid-19 de los deportistas aficionados.

Tal y como ha informado la UMU, la encuesta se realizó entre los días 24 de abril y 1 de mayo y en ella participaron un total de 960 personas (52,8 por ciento hombres y 47,2 mujeres) con una edad media de 35 años. El 47,6 por ciento de los encuestados tenía más de 10 años de experiencia practicando esa actividad física.

La práctica más realizada por los deportistas antes del confinamiento tuvo que ver con las actividades aeróbicas (correr, nadar, salir en bicicleta), en concreto por un 34,1 por ciento de los encuestados.

Durante las semanas en las que no se podía pisar la calle para hacer deporte ese tipo de práctica bajó a un 20,7 por ciento pasando a realizarse en cintas o bicicletas estáticas. Es decir, sólo uno de cada 5 siguió haciéndolo.

Por el contrario, los ejercicios de musculación aumentaron su práctica pasando de un 14,9 por ciento antes del confinamiento a un 34, al igual que las actividades fitness como zumba, pilates o yoga, que aumentaron del 11,2 a un 23,3 por ciento.

Respecto al tiempo de práctica, antes de que se declarara el estado de alarma los deportistas realizaban una media de 3,8 días de práctica a la semana y una media de 4 horas cada siete días y desde ese momento se pasó a 4,4 días, pero disminuyó el tiempo a 3 horas semanales, por lo que las sesiones de entrenamiento fueron más cortas.

Entre los motivos de práctica de actividad física se pueden destacar el motivo de la salud, el bienestar psicológico y el sentirse mejor consigo mismo, usando el deporte como una forma de cambio de su estado de ánimo.

La gran mayoría de los deportistas tiene ganas de volver a realizar actividad físico-deportiva con normalidad y la esperanza de que pronto haya una vacuna contra la covid-19.

En ese sentido, del total de deportistas amateurs que asistían a un centro fitness antes del confinamiento, un 33,9 por ciento no se sentiría seguro asistiendo de nuevo a un gimnasio, un 35,4 por ciento sentiría inseguridad al realizar actividades dirigidas y un 29,7 realizando ejercicios de musculación antes de que exista una vacuna.

El 90,1 por ciento de los deportistas amateurs encuestados sentiría seguridad practicando actividad física de forma individual al aire libre, aunque un 29,6 por ciento de los que participaban en eventos deportivos (carreras populares, travesías, triatlón) se sentiría inseguro volviendo a participar en ellos antes del desarrollo de dicha vacuna.