Murcia prohíbe las reuniones de personas no convivientes

Desde este jueves, no estará permitida la interacción de personas que no pertenezcan al mismo núcleo en espacios públicos y privados

La intensidad con la que la tercera ola de la pandemia de la Covid-19 está golpeando a la Región de Murcia ha obligado a las autoridades a tomar medidas más drásticas. Desde mañana jueves, se prohíbe todo contacto social sin mascarilla. “Es lo que da lugar a la transmisión de la enfermedad”. Así, entrará en vigor un decreto en el que se limitarán las reuniones sociales, familiares y lúdicas entre personas no convivientes de carácter informal y no reglado. Es decir, solo estarán permitidas las reuniones de personas que pertenezcan al mismo núcleo de convivencia, en espacios públicos y privados, en exterior e interior, y en los vehículos.

Las reuniones de ocio y hogar suponen el 78 por ciento de los contagios en la Región de Murcia.

Así lo ha comunicado este miércoles el presidente de la Región, Fernando López Miras, tras la reunión de un Consejo de Gobierno extraordinario y la reunión urgente del Comité de Seguimiento Covid-19, en una jornada en la que se han superado los 2.000 casos de contagios en apenas 24 horas, pulverizando así todos los récords de la Comunidad desde el inicio de la pandemia.

Las consecuencias de la relajación de medidas durante los días festivos de la navidad ha desembocado en un aumento constante de contagios que ha llevado al límite la asistencia hospitalaria, con más de 130 ingresos en apenas 48 horas.

Este decreto estará vigente durante 14 días desde el momento en el que entre en vigor, previsto para mañana jueves y, además, cuenta con una serie de excepciones.

Así, estará permitida la interacción social de personas que conviven solas y que necesitan atención, así como para los menores de edad que sus progenitores no viven en el mismo domicilio. También estará autorizada la interacción de personas con vínculo matrimonial cuando vivan en domicilios diferentes; así como para el cuidado de personas dependientes.

Falta de contundencia

López Miras, además, ha cargado contra el Ejecutivo central al acusar al Gobierno de Pedro Sánchez de «falta de contundencia» en la toma de decisiones del país. «Echamos en falta una actuación conjunta, porque no se está haciendo nada». Así, ha puesto como ejemplo países como Alemania, Reino Unido o Portugal en los que se han tomado decisiones de carácter nacional, «y no hay 17 respuestas distintas para luchar contra un mismo virus».

Inquirido sobre si es partidario de pedir al Estado un confinamiento domiciliario, el presidente murciano ha esquivado su postura ante dicha medida, y ha asegurado que esta nueva restricción es lo más parecido a un confinamiento. Asimismo, ha requerido de nuevo la implicación del Gobierno central y del Ministerio de Sanidad en la toma de medidas contra la Covid. «No es que hayan transferido competencias a las autonomías, es que han transferido la pandemia. Eso nos debilita nuestra capacidad de respuesta y de reacción».

Finalmente, sobre el control de las reuniones, el presidente ha recordado que no puede haber un policía en cada casa, por lo que apela a la «responsabilidad» de la sociedad para evitar un escenario con más víctimas mortales.