Las pymes murcianas sortean mejor la crisis del Covid que las del conjunto de España

Solo la actividad innovadora se ha paralizado ligeramente y es inferior a la media nacional

Una trabajadora del sector del calzado
Una trabajadora del sector del calzadoGOBIERNO DE ARAGÓN GOBIERNO DE ARAGÓN

Las pymes de la Región de Murcia han sorteado mejor la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 que las del conjunto de España en casi todos los indicadores relativos al empleo, expectativas de las ventas, comercialización, acceso a la financiación o satisfacción de los clientes, lo que las situaría en una mejor situación a la hora de afrontar el futuro.

Así aparece reflejado en el estudio titulado ‘Informe de la Pyme 2021: Impacto económico de la crisis Covid-19 sobre la Pyme en la Región de Murcia’, que ha sido presentado en rueda de prensa por el director del mismo, el profesor Domingo García Pérez de Lerma, acompañado de la consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, Valle Miguélez, y el decano del Colegio Oficial de Economistas de la Región de Murcia, Ramón Madrid.

García ha recordado que este informe ha sido elaborado por la Cátedra de Competitividad del Colegio de Economistas y está realizado por un conjunto de investigadores de las universidades de Murcia (UMU) y de la Politécnica de Cartagena (UPCT). El perfil de la pyme analizada (de marzo a mayo) en la Región tiene una edad media de 27 años y la mayoría pertenece al tejido de empresas familiares (70%), mientras que el 14,7% de las empresas encuestadas han estado gestionadas por mujeres; la edad media del gerente es de 52 años; y el 42% tiene estudios universitarios.

Ha destacado que la crisis del Covid-19 ha generado un “fuerte impacto” en el empleo durante el año 2020. En concreto, el 18,7% redujo su empleo, aunque este dato es inferior al de la media nacional (25,3%), por lo que “parece que la crisis no fue tan acentuada en lo que respecta al empleo” en las empresas de la Comunidad de Murcia. En cualquier caso, ha puntualizado que este impacto ha sido más desfavorable en las microempresas.

De cara a 2021, ha señalado que las expectativas resultan más favorables para el empleo, sobre todo en las empresas medianas y de más de diez años (que se denominan maduras). Así, el impacto “fuerte” recayó en las ventas, tal y como ponen de manifiesto los datos. En concreto, el 44,1% de las empresas de la Región redujeron sus ventas en 2020 respecto al año anterior, porcentaje inferior a la media española (52,6%). En este caso, también las microempresas han sido las más perjudicadas.

Respecto a las expectativas de las ventas, el estudio refleja que son favorables tanto en el primer semestre como en el segundo semestre de 2021 favorables tanto para la media nacional como para la Región de Murcia. No obstante, García señala que las expectativas en el primer semestre han sido más favorables en la Región de Murcia. En el segundo semestre también son favorables, pero se sitúan “ligeramente” por debajo de la media nacional.

En cualquier caso, la dispersión de los datos refleja una “fuerte incertidumbre” en las empresas, sobre todo en el primer semestre del año y “algo menos” en el segundo semestre del año.

Impacto en las ventas online e internacionalización

García ha destacado que hay un 13% de las empresas que realizan comercio electrónico en la Región frente al 15% nacional, pero las expectativas de cara a 2021 respecto a su crecimiento es “bastante más favorable” para las murcianas. Así, el 62,5% de las empresas que realizan ventas online en la Región tienen unas expectativas de crecimiento de las ventas frente al 50% de la media nacional.

La crisis Covid ha impactado, sobre todo, en el nivel de facturación y la rentabilidad debido a la caída de las ventas. Sin embargo, el impacto ha sido menor en cuestiones financieras (nivel de deuda o liquidez) así como en la realización de inversiones, según el estudio. De hecho, el 44,4% de las empresas de la Región de Murcia paralizó inversiones durante 2020, un dato nuevamente inferior al de la media nacional.

En lo que respecta a la internacionalización, aunque el 39,1% de las empresas de la Región se vieron afectadas en su nivel de facturación a los mercados internacionales, ese porcentaje sube al 47,2% en la media nacional. Asimismo, el 25% de las empresas de la Región no pudieron exportar a los mismos países de destino, frente al 30% de la media nacional.

A García también le sorprendieron los datos sobre el impacto que había tenido la pandemia en la organización de la empresa. El estudio analizó cómo afectó el Covid en las actividades con clientes y proveedores en una escala del 1 al 5 y el factor que más impactó en la media española fue la cadena de suministros de proveedores (3,26) frente a la media regional (2,72), por lo que la Comunidad de Murcia también resultó mejor parada en este aspecto.

En cuanto a las actividades operativas, las pymes tuvieron que realizar cambios en cuanto a su capacidad operativa dentro de la organización pero en la Región de Murcia ese impacto fue también mejor. “En general, la pyme es más flexible y han sido menos perjudicadas que las grandes empresas respecto a los impactos en la organización de la empresa”, ha añadido.

En cuanto a las actividades estratégicas, las pymes han tenido que realizar planes de contingencia y de gestión de riesgo para poder afrontar la crisis. Nuevamente, este impacto ha sido mayor en la media nacional que en la Región de Murcia.

En cuanto a la actividad innovadora, el estudio pone de manifiesto “casi el único dato desfavorable” para la Región de Murcia. Y es que “parece que la actividad innovadora se ha paralizado ligeramente y es ligeramente inferior a la media nacional”, aunque la diferencia “no resulta significativa”. García cree que “esto es una pena porque la innovación se ha incrementado en los últimos años tanto a nivel regional como nacional, a nivel público y privado”, pero la pandemia “ha venido a paralizarlo un poco”.

Acceso a la financiación

El estudio refleja que el acceso a la financiación “no se ha visto afectado”. Las pymes murcianas, en este sentido, están muy capitalizadas y no suelen recurrir a la financiación bancaria, sino que se financian por sus propios medios cuando hacen inversiones (a través de beneficios o reservas).

Así, mientras el 40% de las pymes españolas recurren a esta financiación propia, en la Región de Murcia ese porcentaje se eleva al 43%. Asimismo, en la Región de Murcia han pedido financiación el 54% de las pymes, mientras que en España lo han solicitado el 55%.

En este sentido, ha destacado que “parece que la crisis no ha afectado al sistema financiero” respecto a las pymes, lo que quizá “se deba tanto a las medidas regionales y nacionales que se han tomado para favorecer el acceso a la financiación”. De hecho, el 82% de las pymes de la Región han tenido las mismas condiciones de los bancos respecto al año anterior, frente al 80% de la media nacional.

Para finalizar, García ha concluido con un dato “alentador” porque las empresas de la Región se sienten en sus indicadores de rendimiento “mejor que la media nacional”. Ha destacado que las empresas de la Región dan un valor de 4 puntos a la satisfacción de sus clientes (en una escala del 1 al 5), lo que pone de manifiesto que las pymes murcianas “han conseguido mantener la satisfacción con la calidad de sus productos pese a la pandemia”.

“Pese a todo, han conseguido también mantener la satisfacción de los empleados”, según García, quien indica que estos valores superan a la media nacional. “Estas diferencias con la media nacional me hace pensar que las empresas de la región están en buena disposición para poder afrontar el futuro de la competitividad”, ha concluido.

Miguélez ha destacado que este informe refleja la “admirable capacidad de superación” de las pymes, al reflejar que 4 de cada 5 empresas mantuvieran y ampliaran incluso sus puestos de trabajo durante la pandemia. “Esto no es casualidad, es resultado de las políticas desarrolladas en los últimos años”, ha concluido.