El Chiringuito de Pedrerol: «Que te pongan el vídeo, Julen»
foto-autor

Que te pongan el Chile-Brasil sub'20, Julen. Que te enseñen el vídeo del partido. Vas a alucinar con esa galopada por la banda, esos regates, esa verticalidad, esa asistencia a Rodrygo (al otro madridista). Vas a alucinar con Vinicius. La joya brasileña es la gran ilusión del madridismo. Un futbolista diferente. La chispa que necesita un equipo que se ha apagado en las últimas semanas. Sus compañeros le necesitan. La afición le necesita. Tú le necesitas.

Cuando veas el vídeo del partido, Julen, fíjate bien en ese gol que tu futbolista fabricó para Rodrygo. Recibe en su campo y se orienta la pelota hacia la portería rival con un gran control de tacón. El defensa chileno le traba, le agarra, le intenta zancadillear, pero al final se rinde. Vinicius se va hacia el área y acaba definiendo y sirviéndole el gol a su futuro compañero en el Madrid. ¡Qué maravilla de Vinicius! Aunque dejó muchos más detalles en el partido con su verticalidad y su facilidad para el recorte.

Vinicius es talento puro y también aire fresco para un equipo con demasiados jugadores acomodados. Algo de competencia. Hay algunos incluso que se creen que lo han conseguido todo y están empezando en esto del fútbol. Hay que iniciar la revolución ya, querido Lopetegui. Y debes hacerlo antes de que sea demasiado tarde. Seguro que durante estos días de descanso has tenido tiempo para pensar.

Se acabaron las alineaciones políticamente correctas, Julen. No se puede contentar a todo el mundo. Basta ya. Viva la meritocracia. Más Mariano y menos Benzema. Más Vinicius y menos Asensio. Más Keylor Navas y menos Courtois. Más ilusión y menos pasotismo. El madridismo necesita volver a sonreír, volver a soñar, volver a ilusionarse. El madridismo necesita esperanza después de este arranque de temporada, tras tres derrotas en cuatro partidos, tras casi siete horas seguidas sin poder cantar un gol. La afición está adormecida, desencantada, desilusionada, decepcionada. Hay que despertar a la gente.

Ponte el vídeo, Julen. En enero tendrás a los dos brasileños a tu disposición. Pero de momento ya puedes contar con uno de ellos si quieres. Y si te atreves. Haz que Vinicius se sienta importante. Dale la oportunidad, que el chico tiene unas condiciones fantásticas y unas ganas tremendas de triunfar y comerse el mundo. Consigue que se lo crea. Ah... que no se me olvide: ¡Vuelve al fútbol vertical de siempre! A la velocidad para llegar a meta con cuatro toques. Vinicius te ayudará a conseguirlo con su verticalidad y esa rapidez que tiene. Y también dile a Ceballos que dé algún pase arriba, que hacia atrás ni para coger impulso.

Tienes que empezar a divertirte, querido Lopetegui. Fuera los mediocres. No tienen sitio en el Madrid. En el club blanco sólo caben los valientes. Y si caes, que sea con tus ideas. El único intocable de la plantilla es Sergio Ramos. De los demás, nadie. Ese no es el camino. Se acabó lo de intentar agradar al vestuario. Ha llegado la hora de pensar en la afición.