España

Una oposición útil

José Marco

El resultado de las elecciones andaluzas parece haber sembrado el desconcierto en las filas de Vox. No debería ser así, o al menos no del todo. Vox consolida sus resultados y es el único partido, con el PP, que los mejora: dos diputados y casi 100.000 electores más (un 24,5% de diferencia…). No es pequeño resultado para un partido que no cuenta con palancas institucionales para motivar el voto, en plena subida del Partido Popular y con una ciudadanía atemorizada por los signos ya ineludibles de un frenazo económico, habiendo empezado a salir apenas de otra más de las grandes crisis desde 2008. Claro que en la evaluación pesan más las expectativas que se habían dado a conocer, de forma sorprendentemente ingenua, por los dirigentes de la formación. En realidad, los hechos deberían ser entendidos al revés: en vista de la campaña que se realizó y de la imagen que se elaboró para el electorado andaluz, los resultados no son negativos, al contrario. De la revisión de lo realizado tal vez se empiecen a esbozar algunas líneas importantes para el futuro. Los españoles están preocupados por la economía, lo que exige un programa serio y riguroso de medidas creíbles. Las batallas culturales, por utilizar el siniestro lenguaje bélico que tan popular se ha hecho, habrán de ser aclaradas y graduadas con algo de perspectiva estratégica y de matiz en el tono para no atemorizar a la opinión pública y evitar que se sienta amenazada. Una vez más ha quedado claro que las redes sociales no sirven para ganar elecciones: tampoco la exhibición indiscriminada de principios convertidos en eslóganes. En cuanto a la relación con el PP, tal vez daría mejor resultado la complementariedad, allí donde el PP no puede o no quiere llegar, que el enfrentamiento sistemático en todas las trincheras. De aquí a poco tiempo, la reconsideración de lo ocurrido puede llevar a pensar que los resultados son mejores, también para Vox, que los previstos. Al menos abren la posibilidad de una oposición consistente, que ponga de relieve el propio programa y resulte útil y esperanzadora para la sociedad andaluza y española.