Sociedad

Mujer y niño, protagonistas de la renovación de Quirónsalud Madrid

El área quirúrgica estrena dos quirófanos híbridos y su dotación tecnológica cuenta con una resonancia de 3 teslas de última generación

Cipriano Pastrano DelgadoLa Razón

Centrados en la familia, sobre todo en la mujer y los niños. En ellos se ha inspirado las nuevas instalaciones del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, a través de un proyecto que ha supuesto un incremento de la superficie asistencial del hospital en 6.200 metros cuadrados superando los 42.000 en total, el espacio que dispone el centro en la actualidad. La renovación estructural se ha completado con la incorporación de equipamiento de última generación.

El hospital ha ampliado su Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales disponiendo en la actualidad de 19 puestos (siete de ellos en boxes individuales). También se ha renovado la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos con seis boxes individuales. “No sólo ha mejorado el espacio asistencial, sino también el dedicado a los padres con salas de descanso, mejorando la comodidad de las familias. La ampliación también incluye un nuevo Hospital de Día de Hemato-oncología Infantil donde los pequeños con cáncer y enfermedades hematológicas podrán recibir sus tratamientos en un entorno amigable”, explica Fernando Cabañas, jefe del Servicio de Pediatría.

FOTO: Cipriano Pastrano Delgado La Razón

En la dotación tecnológica cabe destacar la resonancia magnética de tres teslas de última generación, dos quirófanos híbridos y un equipo de mamógrafo con tomosíntesis de alta resolución. Con estas nuevas instalaciones y equipamiento el hospital madrileño se coloca en la vanguardia de la atención ginecológico-obstétrica y pediátrica. Porque a partir de ahora el centro cuenta ya con 51 nuevas habitaciones individuales exteriores y con todas las comodidades de atención pediátrica y materno-infantil, que se unen a las 228 de las que disponía el hospital, sumando así un total de 279 camas a disposición de los pacientes. Además, ha habilitado 26 nuevas consultas de Pediatría y Ginecología, dos quirófanos híbridos, una nueva sala de reanimación postquirúrgica con boxes individuales, unos nuevos paritorios con cinco unidades de trabajo y parto y reanimación (UTPR), un quirófano para partos y una nueva área de Reproducción Asistida con cuatro consultas, un laboratorio, un quirófano y una sala de transferencia de embriones.

La nueva resonancia magnética de Quirónsalud Madrid es una Sigma Premier de General Electric Healthcare de tres teslas, la de gama más alta en este equipamiento en la actualidad. En Europa sólo están instaladas equipos similares en tres centros de Europa, como el Instituto Karolinska de Estocolmo o el King’s College de Londres. Este equipo ofrece la mayor resolución espacial disponible en el mercado unida a una gran velocidad de adquisición de imagen. La nueva resonancia dispone de 80 minitesla por metro cuando las resonancias normales son de 40 minitesla por metro. Se empleará en estudios clínicos en patologías de alta complejidad y será muy útil para realizar investigación porque permite llevar a cabo estudios funcionales.

Las nuevas consultas de Ginecología “contarán con una Unidad de Cribado de Cáncer de Mama de alta resolución que permitirá a las pacientes realizar las mamografías, ecografías y citologías (en caso de mamas densas) en el mismo momento que vienen a realizar su revisión ginecológica anual y en las mismas instalaciones. Esta unidad dispone de un nuevo mamógrafo con tomosíntesis de alta resolución (mamografía 3D)”, manifiesta Ricardo Saínz de la Cuesta, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia. La comodidad junto con la seguridad de los futuros padres es el objetivo de los nuevos paritorios en los que la gestante permanecerá en todo momento en lo que se conoce como Unidad de Trabajo de Parto y Reanimación «que es una habitación donde la embarazada realiza todo el proceso", apunta Saínz de la Cuesta.

Los dos quirófanos híbridos que ha instalado Quirónsalud Madrid en su proceso de ampliación aportan toda la tecnología de imagen disponible a los tratamientos poco invasivos propios de la cirugía intervencionista. Estos quirófanos poseen mecanismos de reconstrucción tridimensional donde se fusiona la imagen tomográfica y angiográfica que ayudan a los especialistas a conocer en todo momento por dónde están avanzando los catéteres con los que realizan sus intervenciones.

Gracias a las pantallas multimedia que posee el espacio quirúrgico, el especialista puede ver de forma rápida las imágenes radiológicas previas del enfermo, con las imágenes fluoroscópicas tomadas durante la intervención; las constantes vitales, e incluso la historia clínica. Este quirófano también ayuda a mejorar la seguridad del paciente ya que se encuentra dentro de una zona quirúrgica y permite realizar cirugías mixtas en las que se inicien con un abordaje percutáneo y se acaben con una cirugía abierta en un entorno de gran seguridad.