¿Cuándo hacerse una revisión si tienes antecedentes familiares de cáncer de próstata?

Una investigación publicada en “PLOS Medicine” concluye que algunos hombres alcanzan el umbral de riesgo 11 años antes de lo que recomiendan las directrices, por lo que deberían hacerse este chequeo a partir de los 39 años

FOTO: Dreamstime (nombre del dueño) Dreamstime

Los expertos recomiendan que todos los hombres a partir de los 50 años consideren realizarse anualmente un análisis del antígeno prostático específico (APE) y un examen rectal digital frente al cáncer de próstata. Si hubiera otros factores de riesgo, como antecedentes familiares, no hay tanto consenso, pero muchos expertos aconsejan comenzar estos controles a partir de los 40 o 45 años. Ahora un equipo de investigadores va más allá con el fin de poder identificar en una etapa temprana los indicadores de la enfermedad.

Mahdi Fallah y Elham Kharazmi, del Centro alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ), en Heidelberg, Alemania, y su equipo, han realizado un análisis de todos los residentes varones de Suecia nacidos después de 1931, así como de sus padres. Y encontraron que entre 1958 y 2015, 88.999 hombres de un total de 6.343.727 fueron diagnosticados con cáncer de próstata en estadio avanzado (III o IV) o murieron a causa de la enfermedad.

A continuación, los investigadores utilizaron estos datos para calcular la edad a la que los hombres que tenían un padre, hermano o hijo diagnosticado con cáncer de próstata alcanzaron el “umbral de riesgo de detección”; es decir, el mismo nivel de riesgo de cáncer de próstata que a la edad de 50 años en toda la población. Y encontraron que los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata alcanzaron el umbral de riesgo de detección hasta 12 años antes (a los 38 años). Sin embargo, diferentes hombres alcanzaron este umbral a diferentes edades, dependiendo de cuántos de sus familiares de primer grado tenían cáncer de próstata y de la edad a la que los familiares fueron diagnosticados.

Al comparar sus cálculos con varias pautas, los investigadores determinaron que los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata alcanzan un riesgo lo suficientemente alto como para comenzar a realizar pruebas de detección entre dos y 11 años antes de lo recomendado actualmente. Es decir, entre los 39 y los 48 años.

Estos hallazgos, publicados en “PLOS Medicine”, podrían conducir a una mayor personalización de las pautas de detección. La investigación adicional podría ayudar a validar estos resultados en poblaciones de diferentes etnias, al mismo tiempo que se tiene en cuenta la genética y el estilo de vida.

“La política de talla única en medicina pertenece al pasado; se necesitan cada vez más enfoques adaptados al riesgo para optimizar el uso de recursos restringidos en la atención médica”, afirma el Dr. Kharazmi, codirector de este estudio.

“El objetivo de nuestro grupo -de investigación- es llenar este vacío (un enfoque personalizado en el cribado) para varios cánceres, como el de próstata, mama y colorrectal, utilizando datos de alta calidad basados en registros a gran escala para proporcionar evidencia y respaldar las pautas de detección”, añade Mahdi Fallah, profesor de Medicina (Epidemiología) en la Universidad de Bergen, en Noruega, y líder del Grupo de Prevención del Cáncer Adaptado al Riesgo, DKFZ.