Sociedad

«Los hombres podrían enfermar más de Covid por sus autoanticuerpos o por su cromosoma»

Hay personas que posiblemente son resistentes al virus y otras que se infectan y no enferman, tal y como explica el profesor Jean-Laurent Casanova, investigador en el Rockefeller University Hospital de Nueva York y ganador de la primera edición del «Abarca Prize»

El profesor Jean-Laurent Casanova, investigador en el Rockefeller University Hospital de Nueva York y director del Laboratorio de Genética Humana y Enfermedades Infecciosas St. Giles
El profesor Jean-Laurent Casanova, investigador en el Rockefeller University Hospital de Nueva York y director del Laboratorio de Genética Humana y Enfermedades Infecciosas St. Giles FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

Sus investigaciones han supuesto una revolución en el estudio de las infecciones humanas y las variaciones genéticas al lograr desentrañar «el enigma de la infección». Dicho en otras palabras, por qué hay personas que enferman y otras, en cambio, no, aunque compartan lecho con un contagiado. Un hallazgo muy valioso también en tiempos de Covid-19 que abre la puerta a infinidad de avances futuros en el campo de la Medicina y por el que un jurado internacional, compuesto entre otros por el Dr. Richard Horton, editor jefe de la revista médica «The Lancet», le ha hecho merecedor del «Abarca Prize», el Premio Internacional de Ciencias Médicas Doctor Juan Abarca, dotado con 100.000 euros.

-Según sus investigaciones, cualquier enfermedad infecciosa potencialmente mortal puede ser causada por variaciones genéticas que afectan a la capacidad de una persona para combatir esa infección. Pero, ¿tanto Covid como tuberculosis, por ejemplo?

-Hemos probado a lo largo de los años con varias patologías infecciosas. Hemos encontrado ese vínculo entre mutaciones genéticas y enfermedad, pero por supuesto no puedo afirmar que sea para todas las infecciones, porque sólo hemos estudiado unas pocas, unas 15. En algunos pacientes hemos encontrado ese vínculo genético, pero claro estamos hablando de cientos de enfermedades infecciosas que aún ni siquiera se han estudiado, no se han abordado.

-¿Por qué algunas personas no contraen la Covid-19?

-Por un lado, hay individuos que aparentemente o directamente no están infectados pese a la exposición al virus y pensamos que posiblemente son resistentes a ella, resistentes a infectarse, es decir, han estado expuestos reiteradamente a gente infectada y no enferman. ¿Son resistentes? Es lo que estamos intentando descubrir con estudios genéticos, pero hasta ahora no tenemos resultados. Y por otro, hay personas que están infectadas con el virus, una infección benigna, pero no contraen la enfermedad. Es decir, lo que nosotros sabemos es que éstas tienen una respuesta enormemente fuerte de producción de interferones tipo 1, que es lo que protege al paciente.

-¿Cuántas personas resistentes a la Covid que hayan estado expuestas a un infectado necesitan para su proyecto?

-Tantas como sea posible. Tras la publicación de este proyecto en la revista «Nature Inmunology» en el que pedíamos colaboración de equipos y de individuos, en diez días hemos recibido mil notas, emails... de personas de todo el mundo que han contactado con nosotros porque son trabajadores de la salud o a nivel particular que pese a haber estado expuestos al virus de forma repetitiva son resistentes. No han sido infectados, su serología siempre sale negativa. Ya nos han contactado mil, pero esperamos que sean más.

-¿Estas personas resistentes tampoco se contagian de gripe o de un resfriado?

-No sabemos eso. Estos individuos resistentes a los que vamos a estudiar son aquellos que están expuestos a la Covid-19 sin infectarse, sin presentar anticuerpos. El virus no es encontrado ni en la nariz ni en la saliva, no responden al virus. No han desarrollado la enfermedad, no han sido infectados por el virus. Ese es el grupo de individuos que estudiaremos.

-Tras los primeros casos de Covid en China, usted pidió muestras de sangre de pacientes más graves. Sabía lo que estaba buscando, explíqueme.

-Sí, el problema que vimos fue la grandísima intervariabilidad de los casos, ya que había una mayoría de gente con infección a los que no les pasaba nada, estaban bien, y otros, los minoritarios, que enfermaban. La hipótesis que teníamos es que se debía a una variabilidad genética.

-¿Nos infectaremos todos de Covid o visto lo visto no?

-No, ése es el punto. Algunas personas nunca se infectarán porque son resistentes.

-¿Se atreve a vaticinar cómo será la próxima ola de coronavirus en España?

-Lo importante en España es que el programa de la vacunación ha sido exitoso y además ahora van a poner la tercera dosis por lo que entiendo que las cosas pueden ir muy bien.

-¿Está usted a favor de la tercera dosis para todos?

-Absolutamente, sí, para todos.

-¿Será posible acabar con el SARS-CoV-2?

-Sí.

-¿Qué es lo mejor y lo peor que ha hecho España frente a la Covid?

-Lo mejor han sido sus aportaciones de equipos científicos y médicos para entender mejor la Covid, y en particular su participación en el consorcio Covid Human Genetic Effort con equipos de Madrid, Barcelona, Canarias.... Lo peor no lo sé.

-¿Algún interrogante más sobre la Covid al que le esté dando vueltas?

-Sí, queremos entender los factores determinantes de Covid crítico en el 80% restante de los casos que no comprendemos y también descifrar las otras formas clínicas de la infección del coronavirus, como el síndrome inflamatorio multisistémico en niños en particular, y la resistencia propia a la enfermedad de la que hablábamos antes.

-¿Por qué enferman más los hombres?

-Tengo dos respuestas hipotéticas, pero podría haber otras. La primera es que los autoanticuerpos que hemos descrito son más comunes en hombres que en mujeres [y por eso enferman más ellos] y segundo, que hay alteraciones genéticas en el cromosoma X que afecta sólo a los hombres, ya que su cromosoma es XY, de modo que si hay una alteración genética enferman, mientras que las mujeres, por tener dos X, no [porque la otra X la puede rescatar].