Simón confirma 700 casos desde el viernes, la peor cifra de contagios en un mes

"Nos están preocupando mucho los brotes, porque algunos están alcanzando un volumen muy por encima de lo deseable", ha afirmado

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado estar tarde que “nos están preocupando mucho los brotes, no solo los de Lérida, sino los de todas las comunidades autónomas, porque algunos están alcanzando un volumen muy por encima de lo deseable”. Así, ha señalado que el hospital de Lérida “tiene un número importante de casos hospitalizados, y no es una buena noticia”, y ha añadido que, aunque “es lo esperado” debido al brote en esa provincia “nos gustaría que no hubiera llegado a ese volumen de saturación”.

En este sentido, ha señalado que la Generalitat está “tomando medidas de control muy importantes” y que “no le consta” que el Gobierno catalán negara que estuvieran valorando hacer confinamientos selectivos de la población, como diferentes medios apuntaron el viernes pasado. “No es fácil tomar este tipo de decisiones”, ha indicado Simón, aunque, en cualquier caso, la decisión de por qué no se hizo el confinamiento de la comarca de 38 municipos de Lérida el viernes y fue después “debe decirlo la Generalitat”.

Fernando Simón ha informado en rueda de prensa de que en los últimos tres-cuatro días se han detectado 700 nuevos casos de coronavirus, lo que supone la peor cifra informada en un mes, la mayor parte asociados a los brotes que se están produciendo en varios puntos de España, aunque “el impacto en la tendencia a nivel nacional no ha sido muy grande”. Además, el 70% son asintomáticos, “son casos que se detectan, lo que implica que el sistema está reaccionando”, ha subrayado.

Responsabilidad individual

El epidemiólogo ha hecho también un llamamiento a la población para evitar la propagación del virus y llevarlo a otras provincias e incluso a otras partes del mundo al irse de vacaciones, por lo que ha pedido a los ciudadanos que se aíslen cuando inicien síntomas, “no deberían ir pululando por ahí”, ha dicho, avisando de que es una cuestión de responsabilidad individual y nacional que “difícilmente” se puede controlar desde las administraciones.

“La gente se tiene que responsabilizar de los riesgos a los que expone a los demás”, ha recalcado, tras desaconsejar irse de vacaciones a las personas que presentan sintomatología con el fin de “no poner en riesgo ni a la gente de su país ni de cualquier otro al que vaya”. Si no se acepta esa responsabilidad individual “habrá que hacer confinamientos, medidas de contención, que no son de interés de nadie”, ha añadido.

Del mismo modo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha comentado que con la apertura de las fronteras al turismo el 1 de julio se han detectado en una semana 53 casos importados.

“Si logramos controlar los riesgos asociados a estos viajeros, si conseguimos detectarlos a tiempo y evitar que produzcan transmisión no identificada hasta que sea tarde, y si el control de los brotes locales se hace bien y rápido, que hasta ahora parece que se está consiguiendo, probablemente a la vuelta de verano habrá muy baja transmisión, lo que no quiere decir que continúe igual en otoño o invierno, porque eso no lo sabemos”, ha puntualizado Simón.

Datos sobre las residencias

A preguntas de una periodista, el director del CCAES ha declarado que “yo no soy la persona adecuada” para dar el dato de fallecidos en residencias de ancianos (que a día de hoy el Ministerio de Sanidad sigue sin comunicar), porque su institución actúa “como un simple transmisor de datos”.

En este sentido, ha declarado que deben ser “otros estamentos” los responsables, y que “hay datos de las comunidades autónomas fiables”, aunque “hay que interpretarlos correctamente”. Asimismo, ha negado que en mayo hubiese 17.231 personas mayores de residencias fallecidas, según una información que indica que el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias comunicó en mayo al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), que la cifra de fallecidos en aquel momento ascendía a ese número. “Los datos no son esos”, ha afirmado.