Celaá revela que su madre murió durante el confinamiento y no pudo ir a despedirla

La ministra de Educación confiesa que con el fallecimiento de su progenitora ha comprendido mejor la “profundidad de la tragedia” del Covid-19

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, confesó este sábado que durante el confinamiento falleció su madre y que, “como tantos españoles”, no pudo desplazarse hasta Bilbao para despedirla. Según dijo, el Covid-19 “afecta bastante” a nivel personal “y además permite comprender de mejor manera la profundidad de esta tragedia”.

Así lo reconoció en una entrevista en RNE recogida por Servimedia, tras ser preguntada si había sentido miedo desde que arrancó la pandemia. “He vivido situaciones muy difíciles en el País Vasco que a nivel personal me han afectado mucho. Esta cuestión, la Covid-19 realmente es un drama colectivo”, aseguró.

A continuación, concretó los efectos que el coronavirus ha tenido en su ámbito más cercano, con el fallecimiento de su madre. “No pude ir a Bilbao porque yo estaba confinada en Madrid, como les ha pasado a tantas españolas y tantos españoles”, matizó.

Confianza para la vuelta al cole

En referencia al nuevo curso, Celaá ha pedido a las familias que lleven con confianza a sus hijos a los centros educativos porque “el lugar más seguro es el colegio” y ha insistido en la necesidad de que las aulas estén abiertas, ya que sus beneficios son muy superiores a los eventuales riesgos que puedan generar.

“En esta situación nadie puede estar tranquilo ni dentro ni fuera de la escuela”, ha reconocido Celaá, por lo que ha anunciado que “vamos a seguir al pie de la obra” y colaborando con las comunidades para ir solventando las eventualidades que surjan.

La ministra se volverá a reunir con los responsables educativos autonómicos en Conferencia Sectorial este mismo mes de septiembre para “repasar” cómo han ido “situando sus piezas o distribuyendo” los 2.000 millones adicionales del fondo covid para educación, que “fundamentalmente son para contratación de recursos humanos”.

Celaá ha anunciado que la guía del ministerio con recomendaciones de seguridad para la vuelta al colegio está “viva y dinámica” y se irá “ajustando” a medida que evolucione la pandemia en un curso en el que “se va a cuidar la salud de toda la comunidad educativa” mientras se trabaja por la mayor presencialidad posible.

Sobre un posible cierre de centros educativos en territorios que puedan ser confinados, la ministra ha insistido en que “mientras no haya una transmisión descontrolada, que tendrá que determinar el Ministerio de Sanidad, el colegio tiene que seguir abierto porque todos estamos conviviendo con la pandemia”.