Mascarillas al doble que en Italia y al triple que en Grecia

Sanidad cede y baja el precio máximo de las quirúrgicas a 0,72€

El Consejo de Enfermería solicita la gratuidad total y recuerda que prolongar el uso de las mascarillas es uno de los errores que comete la población española para ahorrar EUROPA PRESS

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos, adscrita al Ministerio de Sanidad, rebajó ayer un 25% el precio máximo de venta al público de las mascarillas quirúrgicas, que pasarán de costar 0,96 euros a 0,72. La decisión se produce casi nueve meses después del estallido de la pandemia en España y de que la Unión Europea certificara que el Gobierno no necesitaba permisos para proceder a una rebaja del IVA que grava estos productos sanitarios.

Sanidad, que no renuncia a mantener intervenido el mercado de las mascarillas quirúrgicas, ha cedido finalmente a la presión y explica en un comunicado que este precio, con IVA incluido (21%), y el impuesto de recargo equivalente, «se revisará con la periodicidad que la vigilancia de los precios de mercado requiera». El pasado mes de abril la Comisión había acordado un precio máximo de venta al público de 0,96 euros, el que rige aún.

Pero España está lejos de Europa en cuanto al precio. Las mascarillas quirúrgicas cuestan en Italia como máximo 50 céntimos, según estipuló el Gobierno Conte. En Grecia se quedan en sólo 20 céntimos, igual que en Rusia. En Portugal su Ejecutivo procedió a presionar el precio a la baja de dos formas. Además de dejar el IVA en el 6%, forzó a una reducción del porcentaje de lucro en la comercialización de dispositivos médicos y equipos de protección individual, entre los que se encuentran las mascarillas. Así ha conseguido que en las tiendas del país vecino se puedan adquirir 10 paquetes con 20 mascarillas desechables cada una a un precio de 1,74 euros, lo que supone unos 9 céntimos cada mascarilla.

Más barata en tienda

Las tiendas de alimentación españolas ya se habían adelantado hace mucho al Gobierno en cuanto a rebajar el precio de este producto sanitario básico. Si en el mes de abril las mascarillas quirúrgicas se vendieron a un precio de coste medio de seis euros el paquete de 10 unidades, 60 céntimos la unidad, desde hace un mes se redujo el precio de venta a 2,10 euros el paquete de 10 unidades, 21 céntimos la unidad como promedio. Estos precios de mercado son los que ha motivado que ayer, al conocer la decisión de Sanidad, las asociaciones de consumidores salieran en tromba a criticar al Gobierno. Facua considera que se trata de una «absoluta tomadura de pelo» ya que la cantidad fijada está por encima de la inmensa mayoría de precios del mercado minorista. Y la Organización de Consumidores y Usuarios solicita que se fije un precio máximo también a las higiénicas o las FPP2.

Un paso más allá es el del Consejo General de Enfermería, que reclama la gratuidad de todas para los colectivos más desfavorecidos ya que el gasto anual en mascarillas para una familia de cuatro miembros puede alcanzar los 1.500 euros. El Consejo, que representa a 316.000 enfermeras y enfermeros en toda España, considera que independientemente de que se haya decidido reducir el IVA de las mascarillas al 4%, «lo lógico sería aplicar un régimen que tenga en cuenta la renta y condiciones socioeconómicas de cada individuo como, por ejemplo, estar sin empleo», señala en un comunicado su presidente, Florentino Pérez Raya.

Y recuerda que la mascarilla es uno de los elementos más importantes para el control de la pandemia por lo que «deberían estar al alcance de todos. La plena gratuidad sería un escenario deseable, al menos, para las quirúrgicas pues hay muchas vidas en juego». Para esta organización, la reducción del IVA que va a aprobar el Gobierno es bienvenida pero admite que «llega un poco tarde» y puede ser una medida «que se quede corta en la lucha contra la emergencia sanitaria y social que vive España». También advierte de que para que sea efectiva es necesario usarla de forma correcta y que prolongar su uso es uno de los errores que comete la población para ahorrar.