El INE destapa otra mentira del Gobierno: Sanidad ocultó 18.557 muertes por Covid-19 hasta mayo

El organismo revela que en los tres primeros meses de pandemia hubo casi el mismo número de defunciones que el Gobierno contabiliza en nueve

Thumbnail

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha terminado por destapar lo que era un secreto a voces: que el Ministerio de Sanidad está notificando a la opinión pública muchas menos muertes por Covid-19 de las que, en realidad, se vienen produciendo en España. 18.557 exactamente son las que ha comunicado de menos el departamento que dirige Salvador Illa sólo durante los meses de marzo, abril y mayo, los tres primeros de esta crisis de salud pública, y que se corresponden con la primera ola de la pandemia. El Ministerio asegura que 27.127 personas fallecieron por coronarivus en ese periodo. La cifra real es, sin embargo, mucho mayor. Asciende en concreto, según el INE, a 45.884. De ellos, 32.652 se corresponden con fallecimientos cuya causa de muerte fue por Covid-19 virus identificado, 5.257 más de las que dice el Gobierno en sus informes oficiales. Las otras 13.032 son defunciones en las que hay sospecha de Covid-19 por tener síntomas compatibles con la enfermedad, algo a lo que el INE denomina Covid-19 virus no identificado. El Instituto Nacional de Estadística (INE) recuerda que estas dos casusas de muerte relacionadas con la Covid-19 fueron incorporadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la clasificación internacional de enfermedades (CIE-10) en marzo de 2020, por lo que habría que tener en cuenta las dos y no sólo la primera para efectuar los recuentos oficiales.

El INE apostilla además que los médicos han certificado en 4.218 casos en que la causa de muerte no ha sido directamente la Covid-19, sino que su muerte ha sido debida principalmente a otras causas, pero en los que la Covid-19 ha contribuido al fallecimiento de dichas personas como comorbilidad. En 1.655 casos los facultativos lo habían identificado y en 2.563 casos no lo habían identificado, pero sospechaban de su presencia por tener síntomas compatibles con la enfermedad. La cifra real de fallecimientos por coronavirus que destapa el INE durante los tres primeros meses de pandemia es casi igual a la que reconoce el Ministerio para los más de nueve meses que llevamos de ella. En concreto, las cifras oficiales de Sanidad dicen que hasta la fecha han muerto por Covid poco más de 47.000 españoles. El INE dice que esa cifra estuvo a punto de alcanzarse ya al finalizar el mes de mayo. Esta divergencia provocó ayer una lluvia de críticas sobre el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES), Fernando Simón, quien un día antes presumía en una carta publicada en “The Lancet” de la gestión que ha hecho de la pandemia el Gobierno. También sobre su jefe, Salvador Illa, quien ha alardeado públicamente de la “transparencia” con la que ha obrado su departamento “en todo momento” a lo largo de esta crisis, y sobre el Ejecutivo en conjunto de Pedro Sánchez. En un tuit, el líder del PP, Pablo Casado, fue contundente: “España no merece un Gobierno que mienta y oculte los muertos por Covid. El INE confirma lo que ya sabíamos y venimos denunciando: en España murieron hasta mayor 45.684 personas, casi 19.000 más que la cifra oficial. Las familias merecen respecto y verdad”. Con las cifras oficiales de Sanidad, España es el sexto país con mayor número de muertes por coronarivus por millón de habitantes de todo el planeta, sólo por detrás de Bélgica, San Marino, Perú, Italia y Andorra, según el contador en tiempo real Worldometer. Con las cifras del INE, y los datos sobre exceso de mortalidad que se conocen hasta ahora, España estaría a la cabeza mundial de esta trágica estadística.

El estudio de mortalidad del INE certifica que durante los meses de enero y febrero no se certificó ninguna muerte por Covid y que, por lo tanto, todas las defunciones por esta causa se produjeron a partir de marzo. Las estadísticas reflejan que el número total de defunciones entre los meses de marzo y mayo ascendió a 152.230. Con Covid identificado fallecieron un 21,4% del total, y con Covid sospechoso el 8,6% del total. “El mes con mayor número de defunciones por esta causa fue abril, con 18.178 fallecimientos por Covid-19 virus identificado y 8.127 por Covid-19 sospechoso”, subraya el organismo, que explica que el exceso de mortalidad en España durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020 respecto al año anterior fue de 47.105 fallecimientos, cifra que se corresponde casi con las 45.684 muertes por Covid contabilizadas. “El número total de defunciones por Covid.19 virus identificado representó el 69,3% de ese exceso de mortalidad. Por su parte, los fallecimientos por Covid-19 sospechoso representaron el 27,7%”, apunta el INE.

La Comunidad de Madrid fue la región donde más personas murieron por Covid o con sospecha de tenerlo entre enero y mayo de este año, con 14.718, seguida de Cataluña (10.754) y Castilla-La Mancha (4.897), donde se registró la tasa bruta más elevada de fallecimientos en relación con su número de habitantes.

Según el cómputo del INE, en cuarta posición se sitúa Castilla y León, con 4.697 fallecidos por esta enfermedad infecciosa, por delante de Andalucía (1.940), la Comunidad Valenciana (1.767), País Vasco (1.687) y Aragón (1.145). Por debajo del millar, se situaron Extremadura (762), Navarra (728), Galicia (719), Asturias (521) y La Rioja (408).

La comunidad autónoma donde hubo menos decesos por coronavirus o con sospecha entre marzo y mayo entre fue Murcia, con 166, por delante de Canarias (239), Baleares (248) y Cantabria (278). En Ceuta hubo siete fallecidos y en Melilla, tres.

Si se comparan las tasas brutas más elevadas de fallecidos por Covid-19 identificado por cada 100.000 habitantes entre marzo y mayo, Castilla-La Mancha encabeza la clasificación, con 160,8, seguido de la Comunidad de Madrid (150,6) y Castilla y León (125,1).

El menor índice en una comunidad autónoma se dio en Canarias (7,5), mientras que en Melilla fue del 2,3 y en Ceuta, del 6,0.En cuanto a la tasa bruta de fallecimientos por Covid-19 sospechoso por cada 100.000 habitantes, también Castilla-La Mancha es la que se coloca en primer lugar (78,7).Le siguen Castilla y León (71,1), la Comunidad de Madrid (66,5) y Cataluña (35,4). En el polo opuesto, están Murcia, con 1,7 fallecidos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Melilla fue de 1,1 y en Ceuta, de 2,4.

En todas las comunidades autónomas, el mayor número de muertes por Covid-19 identificado se registró en hospitales. En Baleares, se detectó el índice más elevado, con un 94,3, frente a Navarra, con un 59,3 por ciento. Navarra, Murcia, La Rioja y el País Vasco es donde hubo porcentajes más elevados por covid-19 identificado en residencias sociosanitarias.

En cuanto a las defunciones por coronavirus sospechoso, en buena parte de los territorios se dieron principalmente en residencias y domicilios. En los centros de mayores, Navarra (67,5 por ciento), Comunidad de Madrid (64,9) y Castilla-La Mancha (60,1) encabezaron la lista de fallecimientos. En cuanto a muertes domiciliarias por sospecha de Covid-19, donde más se registraron fue en Baleares (41,9 por ciento) y Murcia (34,6).