Asegura que no hay evidencia de que una estrella se dirija ahora a la tierra, propone estudiar arqueología espacial para hallar signos de una vida pasada y que los científicos salgan de su zona de confort.
Asegura que no hay evidencia de que una estrella se dirija ahora a la tierra, propone estudiar arqueología espacial para hallar signos de una vida pasada y que los científicos salgan de su zona de confort.Boston GlobeBoston Globe via Getty Images
Avi Loeb, astrofísico de Harvard

En caso de tener algún contacto con civilización extraterrestre deberíamos conocer cuáles son sus intenciones

Asegura que no hay evidencia de que una estrella se dirija ahora a la tierra, propone estudiar arqueología espacial para hallar signos de una vida pasada y que los científicos salgan de su zona de confort

Catedrático de Astronomía de Harvard, fundador de la Black Hole Initiative, director del instituto de Teoría y Computación del Centro de Harvard-Smithsonian de Astrofísica y miembro de la academía de Física y Astronomía hace un fascinante viaje a los límites de la ciencia y de la imaginación en “Extraterrestre. La humanidad ante el primer signo de vida inteligente más allá de la tierra” (Planeta). Cree en las evidencias, apuesta por buscar “chatarra” espacial y evitar los prejuicios a la hora de mirar a las estrellas.

-Dice la NASA que el 6 de mayo de 2022 podría impactar un asteroide sobre la tierra. ¿Deberíamos preocuparnos?

-No, no hay ninguna estrella que venga de camino hacia la tierra, no hay ninguna evidencia de ello. Por dar algunos datos, la estrella más cercana a la tierra está a cuatro años luz, y, por otro lado, tenemos sistemas que están vigilando continuamente todos los planetas y si una estrella se estuviera acercando a la tierra estaría moviendo estos planetas y nosotros nos daríamos cuenta de ello. Así que no, no hay riesgo. En cualquier caso, si hubiera una estrella que viniera hacia nosotros tardaría unos 50.000 años luz en llegar.

-El Rover Perseverance aterrizó con éxito en Marte. ¿Qué deberíamos buscar y qué supone para la civilización?

-El Rover Perseverance está buscando señales de vida cuando Marte tenía la misma atmósfera que tiene la tierra. Ahora tiene una décima parte de la masa que tiene la tierra y hace mucho tiempo la perdió, y como resultado, ahora mismo, no hay agua líquida que exista en la superficie. Lo que está haciendo el Perseverance es buscar signos de una vida pasada ya sea en forma de fósiles o señales de vida de cuando Marte tenía esa atmósfera. Tiene todo tipo de instrumentos que analizarán esas señales de vida y se espera que pueda recoger muestras para traerlas a la tierra y analizarlas aquí.

-El Oumuamua -”explorador” en hawaiano- es un misterioso objeto interestelar que se atisbó el 19 de octubre de 2017 ¿Es el primero o hay muchos más?

-Oumuamua fue el primer objeto que se detectó proveniente de fuera del sistema solar y que se acercó a la tierra. No lo esperáramos y, de hecho, pensábamos que era muy difícil que se pudieran detectar este tipo de objetos con el telescopio Pan-Starrs. Oumuamua mostró muchas anomalías, no se comportó como un cometa ni como un asteroide y, debido a estas anomalías yo he sugerido que podría tener origen artificial.

Representación artística de Oumuamua como una vela solar al lado de una ilustración convencional del objeto como una roca alargada en forma de puro
Representación artística de Oumuamua como una vela solar al lado de una ilustración convencional del objeto como una roca alargada en forma de puroMark Garlick para Tähdet ja avarEFE/Mark Garlick para Tähdet ja

-¿Por qué mencionar la posibilidad de que haya extraterrestres hace que muchos científicos miren con hostilidad?

-El porqué de la resistencia de la comunidad científica a términos como alienígena o extraterrestre me sorprende y me desagrada. Se han propuesto muchas alternativas a las explicaciones del Oumuamua: que tenía un origen natural y podía ser un iceberg de hidrógeno o proveniente de una nube de polvo. También están relacionadas con explicaciones que nunca hemos visto, por lo que creo que deberíamos contemplar la posibilidad de que tuviera un origen artificial. ¿Por qué incomoda tanto? Porque estamos sacando a los científicos de su zona de confort y, sin embargo, la historia de la ciencia demuestra que se han ido haciendo grandes descubrimientos; que la naturaleza nos enseña y educa de distintas maneras y un ejemplo de ello sería la mecánica cuántica que surgió hace cien años.

-Los científicos no suelen creer en Dios, pero ¿podría estar relacionado con él o algo similar?

-Si realmente tuvo un origen artificial es muy probable que fuera resto de equipamiento que se construyó hace millones de años. También las estrellas se formaron hace millones de años antes de la aparición del sol. El equipamiento es muy probable que ya no funcionara y sería una especie de reliquia de una civilización más avanzada. Lo que yo propongo es llevar a cabo tareas de arqueología espacial y tratar de encontrar restos de civilizaciones más avanzadas que la nuestra.

En el caso de que encontráramos una reliquia de una civilización muy cercana nos parecería algo muy cercano a un Dios, nos parecería mágico y nos sorprendería muchísimo.

-Si hay extraterrestres, ¿debemos temer por sus valores o creencias? ¿Tendríamos que estudiar astropolítica, astrolingüística... ?

-Es una excelente pregunta. Yo me lo plantearía como si entras en una habitación llena de desconocidos, lo primero que tendrías que hacer sería mantenerte en silencio y observar qué está pasando por si hubiera algún depredador escondido, lo que supondría muchos riesgos. En ese sentido sería más inteligente por nuestra parte, en caso de tener algún contacto o señal de civilización extraterrestre que estuviera viva, conocer cuáles son sus intenciones y sus capacidades. No obstante, yo creo que la mayor parte de estas civilizaciones estarán muertas a día de hoy porque es posible que se formara hace mil millones de años. Creo que es más inteligente por nuestra parte hacer esta búsqueda de reliquias y restos en el espacio frente a la búsqueda que se ha llevado durante 70 años de señales de radio. Es como cuando utilizas un teléfono móvil; para eso necesitas que la otra parte esté hablando y emitiendo y que, por supuesto, esté viva.

Viajar al futuro

-¿Qué papel pudieron jugar en ese hallazgo los agujeros negros o anillos de gusano? Con ello, ¿se podría viajar al futuro?

-La importancia de haber encontrado al Oumuamua es el hecho de encontrar tecnología mucho más avanzada que la que tenemos nosotros. Hablamos seguramente de un avance de miles de millones de años en adelante. Si estudiamos una tecnología tan avanzada como esa, supondría un salto al futuro en cuanto a nuestro desarrollo, desde el punto de vista tecnológico.

Sobre viajar al futuro, de momento la física no nos permite demostrar, con evidencia, que esto se puede realizar. Hay diferentes inconsistencias lógicas que se podrían dar en el caso de una persona que viajara hacia el pasado, que matara a sus padres y, por lo tanto, no se pudiera explicar que esa persona estuviera viva en el momento presente. Así que, aunque se habla mucho de los agujeros de gusano realmente no hay evidencia de que existan como tales, tampoco hay evidencia de que se puedan construir. Pertenecen más al campo de la ciencia ficción y no tanto de la ciencia.

-¿Hay alguna posibilidad de que los alienígenas seamos nosotros?

-Eso nos remite a la pregunta fundamental: ¿de dónde venimos? Los científicos suelen estar de acuerdo con que hubo una especie de mezcla, sopa de ingredientes químicos que dio lugar a la vida, y ésta se fue volviendo cada vez más compleja, hasta que llegamos nosotros con determinados hitos en el camino. Como, por ejemplo, hace 66 millones de años, la roca que impactó contra la tierra y mató a todos los dinosaurios y a tres partes de la vida que existía entonces. Gracias a eso, al final, aparecimos nosotros. Es posible que quizá, nosotros fuéramos plantados aquí de algún modo. Podemos pensar que la vida proviene de planetas como Marte o Venus y que, durante un determinado periodo de tiempo estos planetas tuvieran condiciones parecidas a las de la tierra y, por tanto, se pudo producir un intercambio de rocas entre estos planetas y, quién sabe... A lo mejor todos nosotros somos marcianos.

-Un astrofísico como usted, ¿ha podido explicar científicamente cuál es el sentido de la vida?

-Es una pregunta que me encantaría poder hacerle a los extraterrestres. Parece que, a nosotros, como humanos nos colocan en un escenario como actores sin ningún guion. ¿Cuál es el significado de la vida? Algunos amigos me dicen que estamos aquí para comer y disfrutar de la gastronomía. Pero, el conocimiento científico nos permite conocer mucho mejor nuestro entorno. El significado que nosotros le asignemos a la vida es algo que tampoco va a ser muy a largo plazo, sobre todo si pensamos que dentro de mil millones de años las condiciones de la tierra no permitirán que haya vida, porque el sol hará que todos los océanos desaparezcan y se quemen. Eso nos lleva a tener un punto de vista mucho más humilde, a pensar lo pequeños que somos. Yo propongo explorar el universo para ver si somos los más listos de la clase y poder explorar a nuestros vecinos cósmicos.

-¿Estudiar esa arqueología espacial nos llevaría a ser eternos?

-Como criaturas biológicas no, pero quizá podríamos crear algo que nos permitiría ser más longevos o más eternos. Aunque hay que tener en cuenta que la energía es limitada y estaría vinculado a ello por lo que esta vida estaría limitada también. El sol se formó más tarde que las estrellas y se podría pensar que dentro de mil millones de años podamos hacer un descubrimiento que ya haya sido descubierto por otras civilizaciones. Sería muy útil para nosotros, como humanos, poder encontrar tecnología más avanzada que la nuestra.

Teoría de los multiversos

-¿Existe un universo paralelo, como en la película Insterstellar, donde nos puedan ver aquellos que ya no están?

-Hay numerosos científicos que están estudiando estas teorías de los multiversos, pero no hay aún evidencia, son especulativas. Yo creo que deberíamos guiarnos por la evidencia, no deberíamos guiarnos por prejuicios. Actualmente, en las diferentes teorías, incluidas en la física teórica no se pueden realizar experimentos en este sentido. La película Interstellar lo que hace es mostrar una realidad muy compleja que, hasta donde sabemos nosotros, no se puede experimentar, ni demostrar desde el punto de vista de la naturaleza. Si hubiera la posibilidad de hablar con extraterrestres de una civilización más avanzada podríamos preguntarles por la gravedad cuántica y por otras tantas teorías como la de los multiversos.

El credo de la evidencia

-¿En qué cree Avi Loeb?

-Yo, como científico, creo que la evidencia en las pruebas es la base de todo. El conocimiento que tenemos, con respecto al universo, es muy significativa, está bien ordenado. Y uno de mis principios más básicos es la modestia. Como seres humanos somos insignificantes, muy pequeños, no deberíamos creernos nunca superiores a otras personas. Las pequeñas diferencias que pueda haber entre dos personas son minúsculas teniendo en cuenta éste panorama amplio. No merecemos tampoco especial atención: somos como pequeñas hormigas en la acera y de ahí que no le vea mucho sentido a la paradoja de creer que merezcamos una atención específica por parte de otros posibles seres que habiten el universo. En resumen: modestia, creo en el aprendizaje y deberíamos respetarnos los unos a los otros y trabajar juntos por un futuro mejor. Como dijo Oscar Wilde: todos nosotros estamos mirando desde la alcantarilla, pero solo alguno de nosotros vemos las estrellas.

Portada del libro de Avi Loeb
Portada del libro de Avi LoebLa Razón