El esperanzador efecto en el “mundo real” de la vacuna de Pfizer

La investigación se ha realizado con 1,2 millones de personas inmunizadas ya en Israel, donde un tercio de la población ya tiene la dos dosis

Vial de la vacuna de Pfizer
Vial de la vacuna de Pfizer FOTO: MICK TSIKAS EFE

Un estudio independiente ha confirmado que la vacuna de Pfizer/BioNtech tiene una efectividad real del 94% para prevenir la covid-19. Hasta ahora, la mayoría de los datos sobre la eficacia de las vacunas contra el coronavirus se habían obtenido en condiciones controladas en ensayos clínicos.

La investigación se ha realizado con 1,2 millones de personas inmunizadas ya en Israel, donde un tercio de la población ya tiene la dos dosis. Los resultados han demostrado que la inyección de Pfizer es casi tan eficaz para prevenir la covid-19 como concluyeron los ensayos clínicos, que hablaron del 95%.

Tras recibir las dos dosis de la inyección de Pfizer se redujeron los casos sintomáticos de covid 19 en un 94% en todos los grupos de edad. Las enfermedades graves también se redujeron en casi la misma proporción, según los datos publicados y revisados por pares en el New England Journal of Medicine.

La efectividad de este antídoto con una sola inyección es de un 57% contra infecciones sintomáticas después de dos semanas. El estudio también sugiere que la vacuna es efectiva contra la variante británica del coronavirus. Aunque los investigadores no han podido concluir el nivel específico de protección, señalan que esta variante es la predominante en Israel.

“Estábamos sorprendidos porque esperábamos que en el mundo real, donde la cadena de frío no se mantiene perfectamente y la población es mayor y está más enferma, no obtendríamos tan buenos resultados como los vistos en los ensayos clínicos controlados”, ha explicado el autor del estudio Ran Balicer en declaraciones recogidas por La Tercera. “Hemos demostrado que la vacuna es igual de eficaz en subgrupos muy diferentes: en los jóvenes y en los ancianos en los que no tienen comorbilidades y en los que tienen pocas comorbilidades”, ha explicado Balicer.