Salud

Sanidad aconseja tomar paracetamol antes y después de vacunarse con AstraZeneca

Asegura que el fármaco reduce el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar provocados por el suero

Viales vacíos de la vacuna de AstraZeneca tras ser empleados en la campaña puesta en marcha en el Wanda Metropolitano de Madrid
Viales vacíos de la vacuna de AstraZeneca tras ser empleados en la campaña puesta en marcha en el Wanda Metropolitano de MadridSERGIO PEREZREUTERS

El Ministerio de Sanidad ha aprovechado la última actualización de la estrategia de vacunación frente a la Covid-19 para efectuar recomendaciones con respecto a algunos efectos adversos detectados en la vacuna de AstraZeneca, disponible desde principios de febrero. Dicha vacuna está producida a partir de una plataforma diferente, ya que contiene un vector no replicativo, un adenovirus, que contiene el material genérico (ADN) que codifica para la producción de la proteína S de SARS-CoV-2.

El departamento que dirige Carolina Darias explica que los ensayos realizados con esta vacuna aportaban datos limitados en mayores de 55 años sobre su eficacia, lo que ha llevado a recomendar por el momento su uso en personas de entre 18 y 55 años. Según expone Sanidad, tras la vacunación “se observan reacciones locales y sistémicas leves frecuentes”. Para paliarlo, aconseja “utilizar dosis de un gramo de paracetamol antes de la vacunación, seguida de un gramo cada seis horas durante las primeras 24 horas, “lo que reduce significativamente el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar postvacunal, sin influir en la respuesta inmune”.

El Ministerio subraya que tras revisar en detalle la información de seguridad de esta vacuna en personas con una o más comorbilidades, como enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias o diabetes, que representaban el 39,3% del total de participantes, en los ensayos clínicos se observa que el perfil de seguridad es similar al de los otros participantes.

“Por lo tanto, no existen problemas de seguridad ni contraindicaciones para el uso de esta vacuna en personas con enfermedades o tratamientos concomitantes. Además, los datos de eficacia de la vacuna son similares en los participantes sin y con comorbilidades”, asegura.