Miles de dosis de AstraZeneca, paralizadas en cinco comunidades

Cinco comunidades autónomas inmovilizan sueros de la partida que está siendo investigada tras los casos de trombosis detectados

Las autonomías han inoculado ya 814.278 dosis de la vacuna a personal esencial menor de 55 años
Las autonomías han inoculado ya 814.278 dosis de la vacuna a personal esencial menor de 55 añosDavid Arquimbau SintesEFE

Después de que el pasado jueves países como Dinamarca, Noruega e Islandia detuvieran de forma temporal la vacunación con el suero de AstraZeneca tras la aparición de varios casos de trombos, los gobiernos de cinco comunidades (Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Canarias y Asturias) han decidido inmovilizar parte de las dosis pertenecientes a ese lote, el ABV5300, que estudia la Agencia Europea del Medicamento (EMA), aunque la inmunización con este fármaco continúa.

En total, las autonomías han inoculado ya 814.278 dosis de esa vacuna a profesionales de fuerzas y cuerpos de seguridad, profesores o bomberos de hasta 55 años. El Ministerio de Sanidad repartió a las comunidades el 12 de febrero la partida de AstraZeneca que está siendo investigado por la EMA.

Lo paradójico de este caso es que, pese a que esas cinco autonomías han anunciado la inmovilización de algunas de las dosis pertenecientes a ese lote, ayer mismo, la ministra Carolina Darias aseguraba en una entrevista que «fue suministrado y administrado» en España, por lo que «no se trata de parar un lote que no tenemos», ya que la partida fue distribuida por todas las comunidades, que son las que se encargan de su administración.

Darias insistió en que la vacuna de AstraZeneca «es segura», y explicó que la Agencia Española del Medicamento hace un seguimiento de farmacovigilancia «permanente» desde que se administra cualquier vacuna, por lo que explicó que no se pondrá en marcha ningún proceso concreto porque el que existe ya es «muy potente».

Sin embargo, varias autonomías españolas anunciaron ayer su decisión de inmovilizar varias miles de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Así, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía decidió no continuar con la administración de 1.280 dosis de dicho laboratorio, dando prioridad a las de otros lotes en las inmunizaciones. No obstante, la región ha administrado «casi la totalidad» de las 40.000 pertenecientes a la polémica remesa «sin que hasta el momento se haya identificado ninguna alerta de reacción adversa grave», según informó la Junta en un comunicado. Asimismo, la institución afirmaba que no ha recibido ninguna notificación para la inmovilización de dicha partida, ni por parte de la Agencia Española del Medicamento ni por parte de la Agencia Europea.

Castilla y León también decidió como «medida cautelar» suspender temporalmente el uso de las dosis aún disponibles del lote ABV5300. La consejería de Sanidad tomó esta decisión «atendiendo al principio de precaución que ha de regir ante este tipo de situaciones», si bien confirmaba que no se ha producido en la región «ningún efecto grave» por la inoculación de este suero. «Es importante insistir en el carácter eminentemente precautorio de la medida adoptada», subrayaba.

Hasta ahora, la información disponible indica que el número de casos de trombosis que se han producido en población vacunada no es mayor que entre la población general, con 22 casos informados el pasado 9 de marzo entre las tres millones de personas que han recibido la vacuna en la UE.

Otra de las comunidades que se ha sumado a la retirada preventiva a la espera de un informe definitivo es Cataluña. Según informaron fuentes del Departamento de Salud, la mayor parte de ese lote de vacunas ya se ha administrado (37.000 unidades en total), con la excepción de las 2.000 unidades que se han inmovilizado «por precaución». A excepción de esta circunstancia, el plan de inmunización continúa según lo previsto para las siguientes semanas, y la previsión es que se administren las vacunas que lleguen de los siguientes lotes de AstraZeneca.

Por su parte, Canarias (que ya ha administrado 27.000 dosis del suero) sigue pinchando la vacuna de la farmacéutica porque la considera plenamente segura, si bien ha apartado temporalmente y por precaución 260 dosis asociadas a a remesa que ha suscitado dudas en países del norte de Europa.

«Por un principio de máxima prudencia» Asturias fue el jueves la primera en anunciar la retención de algunos de los sueros, según informó la Dirección General de Salud Pública junto con el Servicio de Salud (Sespa), mientras confirmaban que «la vacunación proseguirá con normalidad con otros lotes», concluyen. La comunidad cuenta en este momento con 26.889 dosis de AstraZeneca, y este lunes llegarán otras 4.900 de este laboratorio.

En este sentido, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) reiteró su confianza en este suero, ya que considera que «no hay relación causal entre el evento trombótico y la vacuna en sí», y afirma que «los beneficios de la vacuna siguen superando a sus riesgos».

Por su parte, la OMS recomendó ayer seguir con la administración de AstraZeneca contra la Covid-19 hasta que se haya aclarado si existe «relación causal» con los casos de trombosis detectados. «Hay personas que mueren todos los días, por lo que es normal que haya personas que han sido inmunizadas y mueren. Los informes disponibles hasta ahora no establecen una relación directa con los trombos», declaró la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariangela Simao. Hasta la fecha, el organismo ha contabilizado 268 millones de dosis inoculadas en todo el mundo, sin detectar ninguna muerte por su causa.