Cómo rechazar la eutanasia por escrito: Así se redacta un testamento vital

El documento rechaza la cultura de la muerte, apuesta por los cuidados paliativos y debe ser registrado en la comunidad autónoma para que tenga validez jurídica

Manifestación en la puerta del Congreso contra la Ley de la Eutanasia.
Manifestación en la puerta del Congreso contra la Ley de la Eutanasia.Jesus G. FeriaLa razon

En un momento en el que muchos españoles están perdiendo la vida por la pandemia de covid, el Gobierno ha decidido seguir adelante con una de sus prioridades: sacar adelante la ley de la eutanasia, una medida que ha sido aprobada por el Congreso de los Diputados pero que no cuenta con el consenso social y que ha recibido numerosas críticas desde muchos ámbitos, entre ellos, el sanitario.

También la Conferencia Episcopal Española ha criticado la norma porque, según defienden, atenta contra la dignidad humana, y considera que la alternativa a la cultura de la muertes está la apuesta por desarrollar los cuidados paliativos, de manera que el paciente reciba la atención y el acompañamiento necesarios en los últimos meses de su vida.

Para ello, desde la Conferencia Episcopal han instado a los españoles a rechazar esta cultura de la muerte mediante un testimonio vital, en el que rechacen la eutanasia. El documento servirá así para que en los últimos momentos de su vida, puedan hacer valer sus deseos. Para que tenga validez, sólo hay que rellenar un documento tipo que han compartido en su página web y registrarlo en la comunidad autónoma correspondiente para que tenga valor jurídico.

Qué es el testamento vital

Es la expresión escrita de la voluntad de un paciente sobre los tratamientos médicos que desea recibir, o no está dispuesto a aceptar, en la fase final de su vida. El testamento vital también especifica que se administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos, pero que no se aplique la eutanasia.

El presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, monseñor José Mazuelos Pérez, explica, entre otras cuestiones, en qué consiste, cómo hacerlo, dónde se debe registrar para que tenga valor jurídico, o su importancia.

17-12-2020. Jesús G. Feria.
Manifestacion en la puerta del Congreso contra la Ley de la Eutanasia.
17-12-2020. Jesús G. Feria. Manifestacion en la puerta del Congreso contra la Ley de la Eutanasia.Jesus G. FeriaLa razon

Del consentimiento firmado al testamento vital

Ante el avance de la medicina se hizo necesario e imprescindible el Consentimiento Informado, que consiste en la participación de forma activa en la toma de decisiones junto al médico sobre el tratamiento a seguir.

Pero... ¿Cuándo el enfermo queda incapacitado? Hay situaciones en las que el enfermo no puede decidir sobre su propia salud por incapacidad debido a la propia enfermedad, accidente o vejez. Cuando se presentan estas dificultades, una de las alternativas para ayudar al personal sanitario es la consideración de la voluntad del paciente manifestada previamente a la pérdida de la capacidad de razonar. Es a esta voluntad anticipada a lo que se llama popularmente testamento vital.

¿Cómo hacerlo?

La persona que firme esta declaración tiene que estar en plena posesión de las facultades mentales. La rubrica se hará ante la presencia de tres testigos o bien bajo la eventual intervención de un notario. El testamento vital, reconocido legalmente en España a partir del año 2002 con la Ley de Autonomía del Paciente, una vez firmado se inscribe en un registro de voluntades vitales creado con este propósito en las comunidades autónomas.

Es importante tener en cuenta que las diferentes comunidades han regulado este documento con distintas denominaciones: testamento vital, voluntades anticipadas, instrucciones previas o manifestaciones anticipadas de voluntad. Por eso es conveniente consultar la normativa de la comunidad de residencia para asegurarse de que se están cumpliendo cumplen todos los requisitos legalmente exigidos para inscribirse y asegurar la eficacia futura del testamento vital. En cualquier caso, este documento contra la eutanasia se puede modificar o revocar en cualquier momento.

¿Por qué es importante para la Conferencia Episcopal?

El testamento vital sirve para dejar constancia, por anticipado, de la voluntad de aceptar o rechazar determinados tratamientos médicos al final de la vida tales como la eutanasia. Es una forma de liberar a los familiares de la responsabilidad de tener que tomar una decisión tan trascendental para el firmante del testamento vital en una situación tan delicada.

Una de las opciones que contempla el testamento vital es la de nombrar a un representante legal que decida sobre los tratamientos médicos, se encargue de velar porque se cumple la voluntad del paciente y de tomar decisiones en el caso de que se produzca alguna de las situaciones que no estén contempladas en el testimonio escrito.

¿Es válido el testamento vital ante la eutanasia?

El testamento vital especifica que se administren los tratamientos para paliar el sufrimiento, pero especifica que no se puede recurrir a la eutanasia (acto u omisión que por su naturaleza y en su intención cause la muerte). De ahí la importancia del documento, porque la ley que ha aprobado el Congreso indica que no podrá aplicarse la eutanasia en caso de que la persona haya suscrito con anterioridad un documento con instrucciones, testamento vital, voluntades anticipadas o documentos equivalentes reconocidos legalmente.

Para saber más... ¿Qué diferencias hay entre eutanasia, suicidio asistido y muerte digna?