Salud

Fiasco del plan de Sanidad: el parón de Janssen aleja la inmunidad de grupo hasta 2022

Al ritmo actual España tardará 631 días en inyectar dos sueros al 70% de su población. EE UU ha paralizado el envío de la vacuna a Europa tras detectar seis casos de trombos

Thumbnail

La decisión de la multinacional Janssen de suspender la distribución de su vacuna contra la Covid-19 en Europa después de que Estados Unidos recomendara paralizar su uso al detectarse seis episodios de trombos supone un duro golpe a los planes de vacunación del Gobierno.

El propio presidente Pedro Sánchez aseguró hace días que España lograría inmunizar a 33 millones de personas –el 70% de la población– antes de finales de agosto, momento en el que se alcanzaría la ansiada inmunidad de rebaño que permitiría la vuelta a la normalidad. Moncloa y, más concretamente, el Ministerio de Sanidad, fiaban la suerte de este anuncio en la llegada de los sueros del laboratorio estadounidense. De hecho, hoy iban a comenzar a repartirse 300.000 vacunas de Janssen en España.

La paralización de esta vacuna y las dudas que planean también sobre otra, la de AstraZeneca, darían sin embargo al traste con tan optimista previsión. Al ritmo actual de vacunación con los sueros existentes en el mercado, incluyendo el de AstraZeneca, España no lograría la inmunidad antes de septiembre, sino que tardaría al menos un año más.

Los cálculos del plan de vacunas

En los 106 días que han transcurrido desde que se iniciara esta histórica campaña de vacunación contra la enfermedad causante de la pandemia, los servicios autonómicos de salud han inyectado 11,073 millones de antídotos. Para llegar a la cifra de 66 millones de dosis necesarias para completar la pauta con las vacunas existentes ahora mismo en 33 millones de personas, se necesitarían 631,7 días o, lo que es lo mismo, 1,7 años. Así pues, no habría inmunidad en la población española hasta agosto de 2022.

Si en lugar de efectuar el cálculo con las dosis se hace atendiendo a las pautas completadas, que acumulan mucho retraso porque las autonomías están dando prioridad a las primeras dosis sobre las segundas para garantizar algo de protección contra el virus y sus variantes al mayor número de ciudadanos posible, la demora sería mucho mayor. En concreto, se prolongaría algo más de tres años.

En 106 días, España ha administrado las dos dosis preceptivas a 3,136 millones de habitantes. Para inyectarlas a los 33 millones necesarios para alcanzar la inmunidad de rebaño se necesitarían 1.115,4 días, por lo que habría que esperar entonces a principios de 2024.

A pesar del nuevo parón y del golpe que podría suponer si se prolongara o se hiciera definitivo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, trató de aportar optimismo durante su comparecencia ante el Senado. De hecho, no se ha pronunció sobre la posibilidad de que se retrase el calendario de vacunación, asegurando que el Gobierno sigue adelante con su meta de inmunizar al 70% de la población española, 33 millones de personas, para finales de agosto.