¿Por qué en España hay más vacunados de 50 años que de 60?

La diferencia entre ambos grupos etarios es de un 24%

Una estudiante recibe la vacuna contra el Covid-19 en Valencia
Una estudiante recibe la vacuna contra el Covid-19 en ValenciaJorge Gil Europa Press

Cuando el Ministerio de Sanidad diseñó la estrategia de vacunación, lo hizo con una idea clara: la priorización por edad, al demostrarse que este es, precisamente, el mayor factor de riesgo. Cuantos más años, más probabilidad de desarrollar cuadros graves de Covid y de fallecer.

Sin embargo, se da la paradoja de que hay más personas vacunadas de 50 que de 60 años. Y la diferencia es bastante grande. Según el último informe del Ministerio de Sanidad, el 65,1% de la población de entre 69 a 60 años ha recibido la pauta completa, frente al 81,9% de los que tienen entre 50 a 59. ¿A qué se debe?

Después de que la Agencia Española del Medicamento (EMA) confirmarse el vínculo de AstraZeneca con los casos aislados de trombosis en personas jóvenes, esta vacuna se reservó a los mayores de 60 años. El intervalo entre dosis debe ser como mínimo de 12 semanas. Y esta es, precisamente, la causa de este desfase. Para el grupo etario de 50 a 59, se recetó el uso de vacunas de ARN mensajero, Pfizer y Moderna, cuyo intervalo de administración entre dosis no supera los 21 días.

Inicialmente esta brecha entre personas de 50 y 60 años no preocupaba demasiado a las autoridades sanitarias. Pero la entrada de la variante Delta y su rápida expansión (ya es mayoritaria en al menos cuatro comunidades) urge a cambiar la estrategia. El motivo es que una sola vacuna de AstraZeneca no otorga suficiente protección contra esta variante procedente de la India.

Según un estudio realizado por científicos franceses y publicado recientemente por la revista «Nature», la pauta completa de vacunación tanto de Pfizer como las de AstraZeneca produce una respuesta neutralizante contra Delta en el 95% de las personas. Este estudio se hizo con 103 personas que habían pasado el coronavirus y con 59 vacunados con una sola dosis y se analizó la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo.

La conclusión fue que una sola dosis de estas vacunas apenas es eficaz contra las variantes Beta y Delta, ya que aproximadamente un 10% de estas personas que participaban en el ensayo neutralizaron el virus. Sin embargo, si se tiene la pauta completa, la respuesta aumenta hasta un 95%, aunque es «de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la Alfa». Asimismo, los datos publicados por Public Health England (PHE) sostienen que las vacunas de Pfizer y Moderna ven reducida su eficacia en un 17 % frente a la variante Delta.

Para contener el avance de esta variante en España, la Comisión de Salud Pública avaló la semana pasada acortar el intervalo de administración de las segundas dosis de AstraZeneca. Las comunidades y el Ministerio acordaron acortar de 12 a 8 semanas la segunda inyección en el grupo etario que está recibiendo la vacuna de Oxford, el de 60 a 69 años.

El acuerdo se incorporó a la última actualización de la Estrategia de Vacunación, aunque, de facto, la mayoría de comunidades ya habían ido reduciendo este plazo entre pinchazos y, al menos Castilla y León y Cataluña, ya están pinchando la segunda dosis ocho semanas después de la primera.

Pisar el acelerador

Teniendo en cuenta todos los grupos de edad, el proceso de vacunación avanza a buen ritmo. El 65,4% de la población tiene al menos una dosis y cerca del 50% la pauta completa. No obstante, España tendría que pisar el acelerador para alcanzar la inmunidad de rebaño a finales de verano.

El presidente del Gobierno declaró el pasado 6 de abril que se buscaría alcanzar la inmunidad de rebaño (que situaba en el 70% de la población vacunada), en la última semana de agosto. Eso supone que para esa fecha 33 millones de españoles deberían haber recibido la pauta completa de vacunación. Sin embargo, esa cifra está aún lejos de hacerse realidad.

En este momento, un total de 20.999.346 ciudadanos han sido inmunizados en su totalidad (lo que supone un 44,3%), lo que hace que, para que se cumpla el objetivo del Gobierno, en poco más de seis semanas deberían ser inmunizadas 12.000.654 personas, lo que obliga a seguir apretando el acelerador.