La Justicia abre diligencias contra Illa por el escándalo de las mascarillas “fake”

Los médicos se querellaron contra el ex ministro de Sanidad por un delito contra la salud de los trabajadores al inicio de la pandemia

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, hoy, en rueda de prensa
El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, hoy, en rueda de prensaEUROPA PRESS EUROPA PRESS

El Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid ha abierto diligencias previas contra el ex ministro de Sanidad, Salvador Illa, por la querella presentada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) tras el escándalo de las mascarillas “fake” durante la primera fase de la pandemia. Esta organización, mayoritaria en el sector sanitario, informa de que en el auto el juez señala que se deben “incoar diligencias previas por el presunto delito contra los derechos de los trabajadores contra Salvador Illa Roca”, para lo que exige que se dé traslado al Ministerio Fiscal para que informe sobre la competencia de este órgano o del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, habida cuenta del carácter de aforado del querellado. “Además, en caso de resultar este órgano el competente para su conocimiento, deberá informar sobre la pertinencia de la admisión a trámite de la presente querella”, afirma la CESM en un comunicado.

La decisión del juzgado se produce después de que en abril de 2020 la organización presidida por el médico Tomás Toranzo presentara una querella por la gestión de las mascarillas no homologadas que habían sido distribuidas entre los profesionales sanitarios y que no impidieron contagios entre los mismos en sus puestos de trabajo. En un primer pronunciamiento, el Tribunal Supremo consideró prematuro actuar contra el entonces ministro porque no podía demostrarse que se le pudiera atribuir la responsabilidad de la distribución de las mascarillas saltándose los trámites de homologación, que correspondían al Instituto de Salud Carlos III. Por este motivo el Alto Tribunal ordenó que se derivase al juzgado de Instrucción, se investigase y si se confirmaba que Illa tenía implicación y seguía aforado, que la causa volviera al Supremo. La CESM informa de que se mantiene a la espera del informe que elabore el fiscal, que será trasladado también al sindicato para que posteriormente pueda presentar alegaciones antes de que sea el juez el que adopte la decisión sobre esta causa.