¿Cuál es el gato más agresivo del mundo?

Un estudio de la Universidad de Helsinki ha estudiado la personalidad y el comportamiento de diferentes razas felinas

Gato con cara de pocos amigos
Gato con cara de pocos amigos FOTO: La Razón

España es un país perruno. Pero los gatos tampoco se quedan muy atrás: del total de familias españolas con mascota, el 52% de ellas prefiere a los perros y el 48% restante, a los gatos; según un estudio que realizó la aseguradora de mascotas Budget Direct.

Mapa del mundo con la preferencia hacia perros (azul) o hacia gatos (naranja). Foto: Budget Direct Pet Insurance
Mapa del mundo con la preferencia hacia perros (azul) o hacia gatos (naranja). Foto: Budget Direct Pet Insurance FOTO: La Razón (Custom Credit)

Aunque si hablamos en términos globales, los felinos son, sin duda, los predilectos: mientras que los gatos han rendido 91 países a sus pies, los chuchos solo han conseguido conquistar 76 naciones. De hecho, España también es la excepción entre sus vecinos, porque los europeos han demostrado ser bastante más afines que nosotros a la personalidad independiente y elegante de los felinos.

También hay que decir que los gatos españoles van ganando terreno en los últimos años, y cada vez más personas le abren las puertas de su hogar a un nuevo compañero gatuno.

Si eres uno de ellos, este artículo te interesa:

La genética importa

Antes de adoptar o comprar un gato, deberíamos hacernos una idea de qué podemos esperar de él. Porque no todas las razas son iguales, todas ellas tienen un bagaje genético particular que puede influir (y mucho) en la personalidad que desarrollará nuestro gato. Si conocemos esto, tendremos más herramientas para comprenderle, y en consecuencia, para ayudarle a tener una vida más feliz.

Un estudio de la Universidad de Helsinki ha profundizado en la personalidad y comportamiento de las diferentes razas felinas mediante entrevistas con sus dueños. En total, los investigadores recogieron, mediante un cuestionario de 138 preguntas, información acerca de 4.300 gatos, de 26 razas diferentes.

Una de las investigadoras, la científica veterinaria Salla Mikkoka, explicó que, “en comparación con los perros, se sabe menos sobre el comportamiento y la personalidad de los gatos, y existe una demanda para identificar problemas relacionados y factores de riesgo en ellos”.

El cuestionario que diseñaron exploraba 7 rasgos de la personalidad (o 7 indicadores): actividad, alegría, miedo, agresión hacia los humanos, sociabilidad hacia los humanos, sociabilidad hacia otros gatos, problemas con la caja de arena e higiene.

Al procesar los datos, los investigadores comprobaron que, efectivamente, la raza era uno de los elementos más poderosos a la hora de determinar la personalidad y el comportamiento de un felino; porque estos tendían a agruparse en unos rasgos u otros en función de su raza.

De acuerdo con los resultados, los gatos más enérgicos y activos son los “gatos bengalís”; mientras que el “Persa” y el “exótico” empataron en lo que a la pachorra se refiere. La razas más limpias fueron la “siamesa” y la “balinesa”. El “gato abisinio”, por su parte, destacó por ser el más manso y pacífico.

Y en el podio de la mala leche, las razas que sobresalieron notablemente respecto de sus parientes felinos fueron los “gatos azul ruso” y los “gatos Van Turco”. Ambos demostraron una tendencia mayor hacia la agresión hacia los humanos y a la mala sociabilidad con otros gatos.