7 consejos para dormir bien en una habitación de hotel

La realidad es que cuando más necesitamos dormir es cuando más nos cuesta. En un hotel, prestamos especial atención a cada ruido, y la razón de este estado es el llamado “efecto de la primera noche”

Vista de una de las habitaciones del Heredad Beragu Hotel.
Vista de una de las habitaciones del Heredad Beragu Hotel. FOTO: Heredad Beragu Hotel

Cuando necesita hospedarse en un hotel para disfrutar de unas merecidas vacaciones o, por el contrario, se encuentra de viaje de negocios, es indispensable descansar de manera adecuada. Independientemente del motivo, necesitaremos un sueño reparador para rendir de manera óptima al día siguiente. Por ello, el descanso es uno de los factores más importantes a la hora de hospedarse en un hotel.

Es curioso que justo cuando más necesitamos dormir es cuando más nos cuesta. En un hotel, se presta atención a cada murmullo del pasillo, cada coche que pasa, cada ruido del ascensor o las escaleras.... La razón de este estado es el llamado “efecto de la primera noche”, un instinto biológico para mantenernos alerta en entornos desconocidos. Ese mecanismo de defensa hace que dormir en un cuarto de hotel sea algo complicado. Por esta razón, un grupo de expertos ha realizado una lista con siete consejos que le ayudarán a conciliar el sueño y despertarse lleno de energía para enfrentarse al nuevo día.

La ubicación es importante

Habitación con terraza y vistas a la Gran Vía de Madrid del Hotel Mayorazgo
Habitación con terraza y vistas a la Gran Vía de Madrid del Hotel Mayorazgo FOTO: MIGUEL ANGEL MUNOZ ROMERO Hotel Mayorazgo

Uno de los problemas más comunes para conciliar el sueño en un hotel es el ruido. Por ello, y como norma general, debemos tener en cuenta que las habitaciones en pisos superiores y en la parte trasera o en el interior del edificio reciben una menor cantidad de ruido del exterior. Además, si tenemos la posibilidad, debemos solicitar una habitación alejada del ascensor, de las escaleras de emergencia y de la máquina de hielo, estos lugares son propensos a ser bastante más ruidosos por ser puntos muy recurridos y de reunión hasta altas horas de la noche. Otra cosa que debemos evitar son las habitaciones que dan a la piscina, ya que esas idílicas vistas veraniegas pueden venir acompañadas de gritos e incómodos ruidos de salpicaduras en cualquier momento del día.

Ambiente fresco y renovado

Hotel Molina Lario
Hotel Molina Lario FOTO: ALEJANDRO MONEO MoneoMoneo

Una vez que se haya asentado y termine de colocar sus maletas, lo primero que debemos hacer es dejar que el aire circule por la habitación. Para ello, debemos abrir las ventanas o encender el ventilador de techo. Cuando la hora de dormir este próxima, es recomendable encender el aire acondicionado para conseguir una temperatura entre 19 y 21 grados. Es cierto que si es un poco friolero y tiene la costumbre de dormir descubierto puede sentir un poco de frío, pero de acuerdo con la National Sleep Foundation, esa es la temperatura adecuada para fomentar, de manera natural, el sueño. Esto es así porque la temperatura del cuerpo disminuye cuando nos estamos quedando dormidos, y si le ayudamos con el termostato, es más fácil iniciar el ciclo de sueño.

Su almohada, su mejor amiga

Mujer abrazando su almohada
Mujer abrazando su almohada FOTO: TEMPUR La Razón

Si quiere dormir mejor por las noches en un hotel llévese su propia almohada, esto nos hará sentir como si estuviéramos en nuestra propia casa. Si por falta de espacio nos resultara difícil llevar a nuestra inseparable compañera de cama, una buen opción sería llevar funda de casa, ya que el tacto y olor familiar de nuestras propias sábanas puede sernos de mucha ayuda a la hora de quedarnos dormidos.

Una ducha y a dormir

Ducha
Ducha FOTO: Pixabay Archivo

Otra forma de bajar la temperatura corporal es tomar un baño o una ducha antes dormir. Este consejo es doble, ya que relajará cualquier músculo tenso ocasionado por el viaje y, además, hará que baje la temperatura, facilitándonos el sueño.

Apague o ajuste las alarmas de la habitación

En la imagen, una mujer apaga su despertador.
En la imagen, una mujer apaga su despertador. FOTO: Frederic Cirou ©GTRESONLINE

Brandon Berkson, fundador de una importante guía de alojamientos, en un artículo de la revista “Eat This Not That” explica que es de suma importancia asegurarnos de que no hay ninguna alarma instalada, ya sea en la mesita de noche o en algún sistema programado dentro de la propia habitación, como por ejemplo en una televisión inteligente. “Siempre debes revisar el despertador para ver si no está programado previamente, especialmente si tienes el sueño ligero o te despiertas en mitad de la noche y luego tienes muchas dificultades para dormir”, aconseja Berkson.

“No molestar”

Cartel de «no molestar»
Cartel de «no molestar»

Para evitar las molestas e incómodas situaciones que se producen al ser asaltado por el servicio de limpieza del hotel, sobre todo si se ha acostado a altas horas de la noche, y no interrumpir la fase REM, recuerde colocar el cartel de “No molestar” en la puerta antes de acostarse.

La información es poder

Un joven utilizando el ordenador
Un joven utilizando el ordenador FOTO: "Jesús Hellín " Europa Press

Al momento de reservar un hotel debemos solicitar información sobre el tipo de camas disponibles. La mayoría de los hoteles se enfoca en esta cuestión para poder brindarle un descanso adecuado a sus huéspedes. Además, si deseas ampliar esta información, podemos buscar las opiniones de otros huéspedes que ya han estado antes en el hotel. Los viajeros dejan sus comentarios en los buscadores de hoteles y en la propia web del emplazamiento, y si no encontramos lo que buscamos, siempre podemos realizar una consulta para saber si es un lugar ideal para nosotros.