Vuelven las cuarentenas a España

Sanidad establece que tendrán que cumplirlas los contactos estrechos de los contagiados con Ómicron y de los casos “sospechosos”, además de los viajeros que provengan de países de riesgo

Un escaner térmico mide la temperatura a los pasajeros en la terminal de llegadas del Aeropuerto Internacional Bandaranaike, en Colombo (Sri Lanka)
Un escaner térmico mide la temperatura a los pasajeros en la terminal de llegadas del Aeropuerto Internacional Bandaranaike, en Colombo (Sri Lanka) FOTO: CHAMILA KARUNARATHNE EFE

Los interrogantes que está generando la nueva variante, Ómicron, han hecho que el Ministerio de Sanidad tenga que recuperar medidas que parecían ya superadas en la crisis sanitaria de la covid. Las cuarentenas vuelven a España con el objetivo de tratar de detener lo que podría convertirse en una expansión de casos similar o peor a la que trajo Delta.

Así, la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de la pandemia fue actualizada ayer con la inclusión de la nueva cepa y determina que todos los diagnósticos confirmados y sospechosos de Ómicron tendrán que guardar cuarentena. “La confirmación del tipo de variante no suele estar disponible en el momento del diagnóstico, por lo que la cuarentena debe aplicarse también a aquellos casos en los que existe sospecha, bien por información preliminar a través de PCR bien porque el caso forme parte de un brote que incluya casos de distintas variantes”, señala documento. En las últimas actualizaciones se estableció que las personas que habían tenido un contacto con un positivo de coronavirus no tenían que guardar cuarentena si tenían culminado el proceso de vacunación.

Por tanto, esta medida se enmarca en las incógnitas científicas que surgen en torno a la nueva variante, como su capacidad de transmisión, la gravedad de sus consecuencias o la efectividad de las vacunas existentes, que precisan de semanas para poder resolverse.

De hecho, en la sexta actualización del documento de evaluación de las nuevas variantes que hace el Ministerio de Sanidad regularmente se explica que todavía se desconoce la efectividad de la vacuna ante estos casos y que el riesgo de diseminación se considera alto. Además, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha ratificado que se exija también cuarentena a los viajeros procedentes de Botsuana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue, además de certificado de vacunación y prueba negativa en origen y destino. Esta medida forma parte de las prestaciones del sistema de gestión de los controles sanitarios de entrada a España Spain Travel Health (SpTH), que han sido puestas en marcha por el Gobierno el 27 de noviembre.

Y es que nuestro país recibe una media de 75 viajeros diarios de los países del cono sur africano y, aunque actualmente solo hay información de cinco casos confirmados en Españaayer el último en Mallorca–, las autoridades sanitarias tratan a toda costa de que no se repita lo acontecido con la variante Delta, y con otras anteriormente.

Además, los porcentajes de secuenciación en nuestro país no alcanzan el «mínimo deseable» por la OMS del 2%, motivo por el que es probable que el número de infectados en suelo nacional esté muy por encima de los casos que se van haciendo públicos.

Mensaje de tranquilidad

Pese a la preocupación internacional, el Gobierno insistió ayer en mantener la «tranquilidad» ante la nueva variante y pidió «responsabilidad ejemplar » a la cuidadania de cara al puente de la Constitución. «Debemos seguir haciendo un llamamiento de tranquilidad. España es un país seguro, sigue liderando los índices de vacunación y es el país con menos incidencia en nuestro entorno», señaló la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«Sabemos cuál ha sido la receta que ha funcionado en nuestro país y nos da estos datos: la apuesta clara por la vacunación y mantener las medidas de prevención. Esa ha sido la clave del éxito», reivindicó. Respecto a estas últimas, el martes Sanidad recomendó limitar el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas.

Mientras, los casos de Ómicron siguen aumentando en el mundo. Ayer por la noche se detectó el primero en Estados Unidos en el estado de California. La OMS ha hecho público el listado con los 24 países afectados por la nueva variante y asume que, en las próximas horas, ese número irá en aumento.

Japón, Arabia Saudí, Noruega, Nigeria e Irlanda, junto a EE UU, han sido los últimos en sumarse al listado de naciones donde se han encontrado casos positivos, mientras nuevos hallazgos indican que la variante ya se encontraba en Europa cerca de una semana antes de que Suráfrica activara la alarma. Países Bajos reveló que se encontró la variante en muestras de pacientes que datan del 19 al 23 de noviembre. Suráfrica reportó el 24 de noviembre a la OMS sobre la existencia de la mutación.Eso indica que Ómicron se encontraba en Países Bajos mucho antes de lo que se creía en un principio. En cuanto a los países más afectados, Gisaid registraba ayer por la tarde 172 casos positivos por secuenciación en Suráfrica.