La variante Ómicron ya se encuentra en el 42,9% de las muestras secuenciadas en España

Su presencia muestra una alta variabilidad entre comunidades autónomas, que va del 22 al 79,4%

Varias personas con bolsas pasean en una calle comercial del centro de Madrid
Varias personas con bolsas pasean en una calle comercial del centro de Madrid FOTO: Jesús Hellín Europa Press

El Ministerio de Sanidad ha publicado hoy su último informe sobre la situación epidemiológica de las variantes en España. En la semana 50, del 13 al 19 de diciembre, el porcentaje de Delta (con datos preliminares de secuencias aleatorias de 7 comunidades autónomas a fecha de 30 de diciembre), era del 54,2%. El documento señala que en aquellas comunidades con datos disponibles para las últimas semanas, la proporción de casos de Delta ha disminuido, al tiempo que ha aumentado la de Ómicron “tanto en los casos secuenciados de manera aleatoria como en el total de casos secuenciados”.

Por su parte, la variante Ómicron supone un porcentaje del 42,9% de las muestras secuenciadas aleatoriamente del 13 al 19 de diciembre. Con transmisión comunitaria y un rápido ritmo de crecimiento, los muestreos aleatorios mediante PCR específica han detectado en la 51 (20 a 26 de diciembre), con datos de 14 comunidades autónomas, que esta cepa está ya entre el 22% y el 79,4 % de los contagios de covid, según los muestreos aleatorios mediante PCR específica realizados en 14 comunidades.

En la semana 51 (del 20 al 26 de diciembre) las regiones en las que esta variante ya era mayoritaria eran la Comunidad de Madrid (79,4%), Canarias (72,3%), País Vasco (72,7%), Castilla-La Mancha (68,9%), Galicia (62,9%), Cantabria (57,7%), Aragón (52,1%) y Extremadura (50,8%).

El resto de variantes continúa detectándose a niveles muy bajos. En las últimas 4 semanas analizadas (47 a 50) sólo 15 de 1.660 muestras aleatorias secuenciadas corresponden a linajes diferentes a los de las variantes Delta y Ómicron.

El informe de Sanidad indica que estos porcentajes “no son totalmente representativos a nivel nacional ya que, a pesar de que los muestreos se realizan de forma aleatoria, la ausencia de datos de algunas comunidades (especialmente en las semanas más recientes) y la diferente proporción en la que contribuye cada una de ellas, limitan la interpretación de esta información”. Además, añade que hay que tener en cuenta que, debido al retraso de la información, las últimas semanas son menos valorables.