Debate autonómico sobre la reducción de los días de aislamiento a “entre tres y cinco”

Mientras Madrid y Castilla- La Mancha apoyan esta propuesta, Baleares, Extremadura o Castilla y León, apelan a la “prudencia” y piden hacer caso a lo que digan los expertos

Varias personas guardan cola ante una farmacia del barrio del Guinardó de Barcelona, que vende y realiza test de antígenos
Varias personas guardan cola ante una farmacia del barrio del Guinardó de Barcelona, que vende y realiza test de antígenos FOTO: Marta Pérez EFE

Los gobiernos autonómicos de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha han reabierto en los últimos días el debate sobre volver a reducir los días de aislamiento obligatorios por covid, planteando la posibilidad de que se rebajen de siete a tres, cuatro o cinco jornadas, mientras que otros ejecutivos regionales, como es el caso de Baleares, Extremadura o Castilla y León, han apelado a la “prudencia” y piden hacer caso a lo que digan los expertos a este respecto.

El primero en posicionarse ha sido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que el pasado viernes volvió sobre la idea de reducir los plazos del confinamiento por covid, de los siete establecidos hace menos de un mes por la Comisión de Salud Pública, a entre tres y cinco. El motivo es la expansión de Ómicron y sus caracteristicas de trasmisión, muy diferentes a las de las variantes anteriores. Aun así, Garcia- Page ha reconocido que más importante que la opinión de cualquier comunidad autónoma es lo que se pacte entre todos. En cualquier caso, justifica su idea de confinamiento de entre tres y cinco días en que es lo que dicen los informes técnicos y revela la experiencia, aunque insiste en que esta es “una opinón” suya.

Madrid: según la gravedad de las variantes

En este contexto Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha mostrado hoy su conformidad con adaptar y reducir la cuarentena de los contagiados por covid en función de la gravedad de las variantes y al estar actualmente en “escenarios muy diferentes a tiempos pretéritos”. A las preguntas sobre la reducción de las cuarentenas a cuatro o cinco días, Ruiz Escudero ha señalado que así lo consideran las autoridades médicas y ocurre en otros países europeos.

Prudencia por parte de la mayoría

Sin embargo, otro grupo de regiones se posiciónan en el lado opuesto, apelando a la prudencia y aportando evidencia que contradicen la idea de que pueda ser ventajoso reducir las cuarentenas. Así, la consejera de Salud y Consumo del Ejecutivo balear ha llamado a ser prudentes porque, según ha dicho, “de momento, pese a que se han ido reduciendo las cuarentenas a siete días, lo que se sabe de la enfermedad es que el periodo álgido de infección se alcanza en torno al quinto o sexto día”.

Por su parte, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha considerado que mantener siete días de cuarentena tras contagiarse de covid “están bien”.

Los Gobiernos autonómicos de La Rioja y Murcia, por su parte, también piden hacer caso a las decisiones que se tomen, de manera consensuada, en los foros competentes como pueden ser la Ponencia de Salud Pública, la Comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

En el caso de Castilla y León, fuentes de la Consejería señalan a Europa Press que, “por principio de precaución”, consideran que no es conveniente acortar el tiempo de aislamiento y cuarentena, al menos mientras se estén con incidencias elevadas como las que se dan actualmente. Además, desde la Junta apuntan que, cuando se disminuyó de diez a siete días, se pidió que el ministerio de Sanidad “coordinase” un estudio de la transmisibilidad de Ómicron para poder tomar estas decisiones con las evidencias adecuadas, algo de lo que, según apuntan fuentes de la Consejería, aún no se han tenido noticias.