La variante Ómicron «sigilosa» llegó a España a finales de año

Baleares y Cataluña detectan los primeros casos de este linaje BA.2, más difícil de identificar con PCR y más contagiosa

En Barcelona se estudian dos posibles casos
En Barcelona se estudian dos posibles casos FOTO: KIRILL BRAGA REUTERS

La actualización de la Situación Epidemiológica de las Variantes de SARS-CoV-2 en España, elaborada por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que dirige Fernando Simón dentro del Ministerio de Sanidad, confirma que en la semana comprendida entre el 27 de diciembre de 2021 y el 2 de enero de este año se había detectado ya un caso de la Ómicron «sigilosa». Se trata del linaje BA.2 de la Ómicron «original» (BA.1).

Aunque no se ha conocido hasta ahora, la primera detección se ha producido en Baleares. El Hospital Universitario de Son Espases, en Palma de Mallorca, confirmó ayer a LA RAZÓN el descubrimiento.

Horas después era la secretaria de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Carmen Cabezas, la que detallaba que están realizando la secuenciación de «uno o dos casos» que podrían corresponder a la nueva subvariante. Cabezas aclaró que tienen que realizar la secuenciación completa para confirmar los casos pero advirtió de que «si se ha detectado en 40 países, la subvariante también llegará a Cataluña».

Este linaje BA.2 presenta más mutaciones que la variante Ómicron «original». Parece que puede ser más transmisible pero no hay evidencias de que tenga una mayor gravedad ni una mayor capacidad de escapar a las vacunas. Y muestra una complicación añadida y es que no tiene la deleción – el tipo de cambio genético que implica la pérdida de un segmento de ADN– en el gen S, lo que permite saber rápidamente si se correspondía o no a Ómicron al realizar una prueba PCR, lo que hace poco útiles estas pruebas para detectarlo.

El martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se «tomó en serio» esta versión BA.2 de la Ómicron, y recomendó a estados y organismos internacionales que se preocupen de ella y la estudien en profundidad. Los datos no dejan duda: se propaga rápidamente en el mundo y se desconoce el impacto que podría tener en la evolución de la pandemia.

Hasta ahora, Ómicron presentaba el sublinaje BA.1, pero se ha observado en los últimos días la presencia cada vez más importante del BA.2, «que difiere del primero en algunas mutaciones, incluida la proteína espiga», según se reconoce en una actualización que ha realizado la OMS en sus informes sobre el seguimiento de las variantes del coronavirus desde que salió de Wuhan.

De acuerdo a la organización, la comunidad científica debería preocuparse de las características del BA.2 para determinar su capacidad de escapar a las defensas inmunológicas y su virulencia.

La variante Ómicron original, que ha demostrado ser altamente contagiosa y se ha convertido en la dominante en el mundo, es responsable en las últimas semanas del aumento vertiginoso de casos de covid-19 en todos los países, aunque la mortalidad se mantiene estable.

La alarma en torno a BA.2 se encendió tras detectarse que su presencia aumentaba rápidamente en el Reino Unido, India y Dinamarca. Hay que recordar que en el primer país se detectó la variante Alpha y en el segundo, Beta. Hasta descubrirse este cambio, hasta el 97% de covid causados por Ómicron correspondía al sublinaje BA.1.

En Dinamarca la BA.2 se extiende a toda velocidad: 46.590 nuevos casos el martes. Sus autoridades sanitarias aseguraron ayer que parecía más contagiosa pero no más severa.