¿Qué es la parestesia, el nuevo efecto secundario de la vacuna de Moderna?

En España, hasta el 9 de enero de 2022, se han registrado 158 notificaciones de parestesias tras la administración de la vacuna

Con la puesta en marcha de las dosis de refuerzo muchas personas a las que se les administró la doble pauta de Pfizer están recibiendo una tercera inyección del compuesto de Moderna. La explicación es que estudios previos han confirmado que la combinación de las dos vacunas podría ofrecer una mejor protección contra la Covid-19, especialmente en el caso de nuevas variantes.

Sin embargo, algunos pacientes han notificado efectos secundarios intensos tras esta tercera inyección. Los expertos creen que esta reacción puede deberse a que sus sistemas inmunes están todavía estimulados por las segundas dosis, con lo que el cuerpo reacciona con fiebre alta y dolor muscular intenso. En cualquier caso, estos efectos adversos suelen remitir a las 24 o 48 horas.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) publicó este miércoles su 12º Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas contra la Covid-19. Según informe se han registrado un total de 55.455 notificaciones de acontecimientos adversos tras las 80.109.445 dosis de vacunas administradas, lo que correspondería a 69 notificaciones por cada 100.000 dosis administradas.

Del total de las notificaciones, 11.048 fueron consideradas graves y 375 presentaron un desenlace mortal. No obstante, la agencia dependiente del Ministerio de Sanidad aclara que los acontecimientos adversos que se notifican no siempre están relacionados con la vacunación y que “en la gran mayoría de los casos en los que consta información sobre los antecedentes médicos, el fallecimiento se puede explicar por la situación clínica previa del paciente y/u otros tratamientos que estuviera tomando”

Según recoge la AEMPS, los efectos adversos notificados con más frecuencia siguen siendo los trastornos generales (fiebre y dolor en la zona de vacunación), del sistema nervioso (cefalea y mareos) y del sistema musculoesquelético (mialgia y artralgia). Pero como novedad, la agencia ha incluido la parestesia como posible efecto secundario de la vacuna de Moderna.

¿Qué es la parestesia?

La parestesia es un trastorno de la sensibilidad que se manifiesta con sensaciones anormales sin estímulo previo, como el hormigueo, adormecimiento, acorchamiento o entumecimiento de algunas partes del cuerpo, como las manos, pies, brazos o piernas. En la mayoría de los casos, esta sensibilidad anormal es transitoria.

La AEMPS señala que en base a la información de los ensayos clínicos y los casos notificados a nivel mundial, se ha identificado la parestesia como posible reacción adversa que puede aparecer con una frecuencia rara tras la administración de Moderna. Anteriormente, había registrado reacciones similares como la hipoestesia: disminución en la sensibilidad de la piel.

En todo el mundo, hasta el 30 de junio, se han identificado 1.425 casos de parestesia a partir del tercer día desde la vacunación con Moderna, habiéndose administrado más de 180 millones de dosis de este compuesto. En España, hasta el 9 de enero de 2022, se han registrado 158 notificaciones de parestesias tras la administración de Moderna. Hasta esa fecha se habían administrado cerca de 14,2 millones de dosis de esta vacuna.