Documentos falsos para acceder a una casa en La Palma

Al menos un 10% de los afectados habría alterado la información presentada para poder beneficiarse de otra residencia

Maquinaria pesada remueve la lava solidificada del volcán en la isla
Maquinaria pesada remueve la lava solidificada del volcán en la isla FOTO: Van Marty AP

Todo empezó a gestarse cuando la ex diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez aseguró que se encontraba entre los damnificados por el volcán palmero y exigía a su corporación local, en Los Llanos de Aridane, el cobro de su correspondiente donativo. Sin embargo, ha salido a la luz que su situación no se correspondía a la de afectada por la erupción según consta en los registros municipales.

La presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales y responsable del equipo social de la oficina de las víctimas del volcán, Candelaria Delgado, ha sido la que ha dado la voz de alarma en varios medios de comunicación afirmando que se han detectado «al menos un 10% de fraudes en el proceso de solicitud de una vivienda como damnificados».

«Desgraciadamente hay algunas personas que han hecho un falseamiento de datos a la hora de inscribirse tanto en el registro de afectados como en los registros que había en los ayuntamientos», explica Delgado. Estos supuestos afectados del volcán aseguran que vivían habitualmente en un lugar donde realmente no residían, con el objetivo de obtener una vivienda social o algún tipo de ayuda.

Así, al menos uno de cada diez de estos solicitantes ha intentado mentir a la hora de registrarse. Gente que afirma «yo soy afectado y no lo soy, puede haber un diez por ciento de casos así, gente que dice residir en viviendas que han sido llevadas por la lava y hemos constatado que no era así», explica Delgado.

Hay que recordar que hasta el momento se han recibido unas 1.300 solicitudes de vivienda social, con lo cual hasta 130 personas pueden haber intentado llevar a cabo algún tipo de fraude o pillaje, recordaban desde la Ser. Según Delgado, todos los casos han sido detectados a tiempo gracias a los mecanismos de control.

Las denuncias hechas públicas esta semana a través del colectivo Iniciativa Ciudadana de Apoyo a los Afectados del Volcán, a causa del dato que comunicaba Candelaria Delgado, lamentan el uso de este servicio de ayuda a los damnificados para «denigrarlos».

Desde el Colectivo aseguran que «asistimos a un nuevo capítulo en la denigración de los afectados como colectivo. A estas alturas, la gestión de esta crisis está llena de desatinos. No por ser novedosa la irrupción de un volcán, sino por las ocurrencias desatadas y salidas de tono de algunos altos funcionarios y representantes públicos».

Los afectados del volcán han mostrado su descontento ante las palabras de Carolina Delgado, y denuncian que «es una absoluta y denigrante falta de respeto para el palmero lanzar el mensaje desde la Administración de que no somos gente honesta ni confiable. La ciudadanía de La Palma no merece un titular semejante». Además, recalcan que esta «caza de brujas» se remonta más atrás, cuando se intentaba justificar los retrasos en los ingresos de las donaciones a cargo del gobierno regional.

El esfuerzo y el trabajo constante es algo que ha caracterizado a lo largo de los años a los palmeros y palmeras, y el Colectivo añade que «lo que hoy tenemos en el Valle es el fruto del esfuerzo de los que nada tenían y que todo lo sacrificaron entonces».