Tres niños infectados en España por una extraña hepatitis

La OMS declara una alerta internacional tras detectarse 70 casos en Reino Unido. Algunos casos tuvieron que recibir un trasplante de hígado

La extraña afección golpea a niños de entre dos y cinco años
La extraña afección golpea a niños de entre dos y cinco años FOTO: NEIL HALL / POOL EFE

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está investigando tres casos aislados de niños infectados por hepatitis aguda severa de origen desconocido, una patología que tiene en alerta a Europa. Los pacientes, de edades comprendidas entre los dos y siete años y procedentes de diferentes comunidades autónomas –Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha–, han precisado ingreso en el Hospital Universitario La Paz, donde evolucionan favorablemente. Solo uno de ellos ha precisado trasplante hepático. Pese a que se desconocen las causas, las primeras investigaciones a nivel internacional indican que esta enfermedad no está relacionada con la Covid-19 ni con la vacunación.

El primer país en reportar un aumento inusualmente alto de casos de hepatitis aguda en niños en las últimas semanas ha sido Reino Unido, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a emitir una alerta internacional. El número de casos registrados en Inglaterra y Escocia supera los 70. La mayoría de los diagnosticados en Escocia se presentaron desde marzo. En Gales no se conocen casos bajo investigación, pero un número muy pequeño de principios de año tuvo cuadros clínicos similares.

La mayoría de los afectados del país sajón tienen entre 2 y 5 años. Según detalla en un informe el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), algunos pacientes han requerido el traslado a unidades hepáticas infantiles especializadas y un pequeño número de niños ha sido sometido a un trasplante de hígado. El cuadro en los casos identificados es el de una hepatitis aguda grave con transaminasas marcadamente elevadas. A menudo, se presenta con ictericia, a veces precedida por síntomas gastrointestinales que incluyen vómitos como característica prominente.

Por ahora, la causa de la misma es todavía una incógnita porque los virus comunes que pueden causar hepatitis (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de los casos. Los profesionales sanitarios que están investigando los casos descartan por ahora que tenga relación con los viajes o con la vacunación. Tampoco está claro si podrían estar relacionados con el coronavirus, ya que algunos de los niños hospitalizados en Inglaterra sí han dado positivo en Covid-19 y otros en las pruebas de adenovirus.

Ante esta situación emergente, el Sistema de Salud inglés (NHS) ha pedido a los clínicos, especialmente a los médicos de cabecera, que estén atentos a cualquier signo y síntoma potencialmente atribuibles a la hepatitis de niños. Igualmente, anima a los médicos a notificar a los Institutos Nacionales de Salud Pública los casos de hepatitis aguda en niños de hasta 16 años con una transaminasa sérica >500 UI/L, en los que se haya excluido la hepatitis A a E. En dichos casos, recomiendan realizar pruebas de función hepática: PCR de leptospirosis (sangre y orina) y serología (sangre), hisopo de garganta para estreptococos del grupo A y suero para título de antiestreptolisina O (ASOT).

La hepatitis vírica aguda es una inflamación del hígado debida a la infección por alguno de los cinco virus de la hepatitis. En la mayoría de las personas, la inflamación comienza de forma súbita y solo dura unas semanas. Puede dar lugar a cualquier cuadro clínico, desde un trastorno menor - similar a una gripe- hasta una insuficiencia hepática mortal. A veces cursa de forma asintomática. La gravedad de los síntomas y la velocidad de recuperación varían considerablemente en función del tipo de virus y de la respuesta de la persona a la infección. La hepatitis A y la hepatitis C suelen cursar con síntomas muy leves o ser asintomáticas y pueden pasar inadvertidas, mientras que las hepatitis B y E producen síntomas graves con mayor probabilidad. La infección simultánea por los virus de la hepatitis B y D (llamada coinfección) hace que los síntomas de la hepatitis B sean aún más graves.

En España, el Ministerio de Sanidad ha aconsejado como principal medida preventiva el lavado frecuente de las manos, cubrirse al toser con la parte interior del codo y también emplear pañuelos desechables. Además, recomienda consultar con el pediatra si el menor comienza con síntomas que se agravan en pocos días. Además, estos solo deben recibir los medicamentos prescritos por su médico o pediatra. Fuentes de este departamento indicaron ayer que “se ha realizado una comunicación a las comunidades autónomas a través de la Ponencia de Alertas y de la Comisión de Salud Pública, y a las sociedades científicas de Pediatría y gerencias de hospitales para realizar una observación y búsqueda activa de posibles casos”.