La incidencia de covid crece en Europa occidental

Austria, Alemania y Francia han registrado subidas relevantes en septiembre, que ya se han reflejado en el aumento de las hospitalizaciones.

La incidencia de la covid vuelve a subir, y solo hace una semana que comenzó el otoño. Las cifras que ofrece dos veces por semana el Ministerio de Sanidad ya indicaban, hace diez días, el cambio de tendencia, que se ha repetido en los últimos dos informes de datos. Sin embargo, la presión sobre los centros sanitarios se mantiene en mínimos.

En Europa occidental, en los países que han estado sincronizados con España a lo largo de este año, también se ha activado la incidencia en septiembre. El crecimiento más notable y marcado se ha producido en Austria, pero también son relevantes los de Alemania y Francia. Como llevan ya semanas creciendo, el incremento de contagios ya se ha trasladado subidas en las hospitalizaciones.

Hospitalizados por Covid-19
Hospitalizados por Covid-19 FOTO: T. Nieto

Esto, por ahora, no ha pasado en España, donde los datos muestran estabilidad en hospitalizaciones y ucis. Algunos expertos señalan que, aunque hay todavía disminución en el ritmo semanal, no será lo suficientemente fuerte para bajar de la barrera de los 2.000 hospitalizados, por lo que no se mejorarán los mínimos de 2021. Sin embargo, en ingresos en ucis si que estamos en valores muy bajos.

La sincronía con Europa se nota en el crecimiento del número de casos. Según los datos del pasado viernes, la incidencia a 14 días en mayores de 60 años ya roza los 150 (estaba en 136 hace una semana); un crecimiento moderado (10%) si lo comparamos con el de este mes en olas anteriores. Por regiones, hay dos tendencias. Una en la que el crecimiento semanal de casos es moderado (10%), donde se encuentran la Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía, Baleares, Canarias o Cataluña; y otra en la que las tasas de crecimiento semanal están por encima del 20%, donde destacan La Rioja y Navarra, pero también se sitúan Asturias, Cantabria, Aragón y Madrid. Analizando los datos, se ve cada vez una mayor sincronización de todas las comunidades autónomas (excepto en Extremadura y Comunidad Valenciana), lo que, según la experiencia de olas anteriores, indica la activación de una nueva ola.

“El otoño va a ser caliente, van a subir los casos de covid, de gripe y de virus respiratorio sincitial (VRS). Hemos declarado socialmente el fin de la pandemia, pero el virus no se ha ido”, señala Rafael Bengoa, ex director del Servicio de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “El potencial pandémico del otoño es muy importante y hay que mantenerse vigilantes, y reforzar el Sistema Nacional de Salud para poder atender ese escenario. Confluyen varios factores: la dominancia de los sublinajes Ómicron - hipercontagiosos y mucho más eficaces para evadir la inmunidad- el hecho de que nuestra inmunidad estará debilitada, estaremos pasando 90% tiempo en interiores, y esta potencial ola coincidirá con la gripe y el VRS en niños”, añade.

“Twindemic”

La vigilancia internacional muestra que el H3N2, un subtipo de influenza tipo A, es actualmente el virus de la influenza detectado con mayor frecuencia en todo el mundo. La cepa de gripe H3N2 puede causar una enfermedad particularmente grave en personas de riesgo. Esta cepa ya circuló el año pasado, pero, gracias a las mascarillas, se ha mantenido controlada evitando un repunte de casos. La parte negativa de esto es que tenemos menos inmunidad natural este año y, por tanto, mayor riesgo. Por otro lado, nuestra inmunidad frente a la covid ya está debilitada tras cinco meses de recibir la dosis de refuerzo.

“Es muy probable que este año suframos por primera vez la llamada Twindemic, de gripe y covid”, señala Francisco J. Roig, neumólogo del Hospital Universitario HM Monteprícipe, de Madrid. Un estudio publicado en agosto de 2021 alertaba que sufrir gripe y covid puede suponer aproximadamente el doble de probabilidades de morir en comparación con las personas que solo tienen la covid. “Por tanto, hay fuertes indicios de que podríamos estar enfrentando la amenaza de una gripe que circule ampliamente, niveles más bajos de inmunidad natural debido a una menor exposición durante los últimos tres inviernos y un aumento de la circulación de la covid”, destaca. En su opinión, el camino para tratar de evitar esta doble infección está en vacunar frente a la gripe - especialmente a los niños, porque es muy probable que no estén adecuadamente inmunizados este año- y, además ponerse la dosis de refuerzo frente al covid.

Test gripe y covid

Una herramienta muy útil serán también los test de autodiagnóstico combinados para la detección de la covid, la gripe A y B o el VRS, que han empezado a llegar a las farmacias este mes de septiembre, tras la aprobación de uso por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Solo se puede adquirir en farmacias, y no necesitan receta médica. El precio máximo está fijado en 2,94 euros la unidad, al tratarse de un producto afectado por el Acuerdo de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos.

Aunque se trata de virus diferentes, de la influenza A y B en el caso de la gripe y el SARs-CoV-2 en el de la covid, puede llegar a confundirse la causa que provoca la infección debido a la similitud de los síntomas: fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor de garganta, dolor muscular, de cabeza o diarrea. En este sentido, con estas nuevas pruebas de autodiagnóstico y ante síntomas similares, se podrá diferenciar entre estas patologías para poder hacer frente a las mismas de la forma más adecuada.