La nueva señal de la DGT que ha indignado a las personas mayores

Consideran que el nuevo icono que alerta de la cercanía de una residencia no se corresponde con la realidad

Algunas de las nuevas señales de tráfico para 2023
Algunas de las nuevas señales de tráfico para 2023 FOTO: La Razón (Custom Credit)

El próximo 2023 se van a introducir una serie de cambios en las señales de tráfico. Hace unos días se publicó el borrador del Real Decreto por el que se actualiza el apartado relativo a las señales de tráfico dentro del Reglamento General de Circulación. Aprobado en 2003, 18 años después el Ministerio del Interior considera que ha llegado la hora de adaptar la señalización vial a los nuevos tiempos, dado que “el entorno social, tecnológico y cultural ha cambiado notablemente”.

En el borrador, se reflejan los cambios en el diseño de varias señales para hacerlas más reconocibles y se incluyen nuevos pictogramas. Por ejemplo, se sustituye la actual locomotora que echa humo que señaliza los pasos a nivel sin barreras por un tren mucho más moderno. También se ha modernizado el modelo de bicicleta de la señal que indica la presencia habitual de ciclistas.

Otras se han modificado por “cuestiones de género”. Así, el documento plantea que las señales que representan a un hombre como peatón o conductor sean sustituidas por una figura neutra y en otras como las de precaución en zonas escolares, se cambien los roles y sea la niña la que lleve de la mano al niño y no al revés.

Señal propuesta por Interior y la DGT
Señal propuesta por Interior y la DGT FOTO: La Razón (Custom Credit)

Entre las nuevas señales que se incorporan al catálogo, destaca una que advierte al conductor de la proximidad de una residencia o centro para la tercera edad u otros espacios frecuentados por personas mayores. Se trata de una señal de tráfico de peligro en la que aparece un pictograma que representa a una mujer mayor encorvada que camina con la ayuda de un bastón y va seguida de un anciano que se apoya en su espalda.

La imagen escogida no ha gustado nada a las asociaciones de personas mayores. “No representa a todos los mayores. Se da una visión del anciano casi impedido, súper dependiente, que interfiere en el tráfico y con el que hay que tener cuidado porque son un peligro”, ha declarado el presidente de Secot Inocente Gómez al medio 65ymás. Consideran que la nueva señal supone una discriminación por lo que se conoce como edadismo (término que se emplea para identificar la discriminación en función de la edad) y por ese motivo piden su retirada.