La hora clave para hacer ejercicio: mejora la salud cardiovascular y evita los infartos

Existe controversia sobre cuál es el mejor momento del día para realizar deporte. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Leiden, Países Bajos, consiguen despejar la duda

Todos sabemos que el ejercicio es beneficioso para la salud a cualquier hora. Sin embargo, un estudio publicado en la revista European Journal of Preventive Cardiology, acaba de demostrar que practicar deporte a una determinada hora del día es más efectivo para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, independientemente de la cantidad de actividad física diaria.

El estudio, realizado por científicosdel Centro Médico de la Universidad de Leiden, en Países Bajos, utilizó datos del Biobanco del Reino Unido. Incluyó a 86.657 adultos de 42 a 78 años que no padecían enfermedades cardiovasculares al inicio de la investigación. Los participantes, que tenían una edad promedio fue de 62 años y el 58% eran mujeres, usaron un rastreador de actividad en la muñeca durante siete días consecutivos. y fueron seguidos por enfermedad cardiovascular incidente, que se definió como la primera admisión hospitalaria o muerte relacionada con enfermedad arterial coronaria o accidente cerebrovascular.

Durante seis a ocho años de seguimiento, 2.911 participantes desarrollaron enfermedad arterial coronaria y 796 sufrieron un accidente cerebrovascular. Al comparar las horas pico de actividad en un período de 24 horas, los investigadores observaron que estar más activo entre las 8 las 11 de la mañana se vinculó con los riesgos más bajos de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

En un segundo análisis, los científicos dividieron a los participantes en cuatro grupos según la hora pico de actividad física: 1) mediodía; 2) temprano en la mañana (~8 am); 3) tarde en la mañana (~10 am); y 4) tarde (~7 pm). Las categorías no estaban predeterminadas, sino que se seleccionaron de acuerdo con los momentos pico de actividad en la población de estudio. Las asociaciones entre el momento pico de actividad y la incidencia de enfermedad cardiovascular se analizaron utilizando el mediodía como grupo de referencia.

Después de ajustar por edad y sexo, los participantes que eran más activos temprano en la mañana o al final de la mañana tenían un 11 % y un 16 % menos de riesgo de enfermedad arterial coronaria incidente, respectivamente, en comparación con el grupo de referencia. Además, aquellos que eran más activos al final de la mañana tenían un 17 % menos de riesgo de accidente cerebrovascular incidente en comparación con el grupo de referencia. Los hallazgos fueron consistentes independientemente de la cantidad total de actividad diaria y si los participantes se describieron a sí mismos como una persona matutina o vespertina.

Beneficios más pronunciados en mujeres

Al analizar los resultados según el sexo, encontraron que eran particularmente prominentes en las mujeres pero ya no eran significativos en los hombres. Las mujeres que eran más activas temprano en la mañana o al final de la mañana tenían un 22 % y un 24 % menos de riesgo de enfermedad arterial coronaria incidente, respectivamente, en comparación con el grupo de referencia. Además, las mujeres que eran más activas al final de la mañana tenían un 35 % menos de riesgo de accidente cerebrovascular incidente en comparación con el grupo de referencia.

“Está bien establecido que el ejercicio es bueno para la salud del corazón, y nuestro estudio ahora indica que la actividad matutina parece ser más beneficiosa”, dijo la autora del estudio, la Sra. Gali Albalak. “Los hallazgos fueron particularmente pronunciados en las mujeres y se aplicaron tanto a los madrugadores como a los noctámbulos”.

Albalak explica que al tratarse de un estudio observacional, no pueden explicar “por qué las asociaciones fueron más marcadas en las mujeres”. “Nuestros hallazgos se suman a la evidencia sobre los beneficios para la salud de la actividad física al sugerir que la actividad matutina, y especialmente al final de la mañana, puede ser la más ventajosa. Es demasiado pronto para un consejo formal que priorice el ejercicio matutino, ya que este es un campo de investigación bastante nuevo. Pero esperamos que algún día podamos refinar las recomendaciones actuales simplemente agregando una línea: ‘al hacer ejercicio, se recomienda hacerlo por la mañana’”.