Día Mundial contra el cáncer

Cáncer en España: se estabilizan los casos y aumenta la supervivencia

Se prevé que los nuevos diagnósticos en 2023 estén por debajo de los 280.100 registrados en 2022

Radiografía del cáncer en España
Radiografía del cáncer en EspañaMiguel Rosellófreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

El número de cánceres diagnosticados en España en 2023 alcanzará los 279.260 casos (frente a los 280.100 del año pasado), según las estimaciones del informe “Las cifras del cáncer en España 2023″ realizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con los datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), y presentado este lunes con motivo de la conmemoración el próximo 4 de febrero del Día Mundial del Cáncer.

Estos datos ponen de manifiesto una estabilización de los nuevos diagnósticos, aunque los expertos señalan que la realidad “puede ser ligeramente diferente ya que esta estimación no incluye aún el posible efecto de la pandemia″. A futuro se espera que España alcance la incidencia de los 341.000 casos en 2040, experimentando una subida al igual que se prevé en el resto del mundo.

Según Jaume Galceran, presidente de Redecan, en las últimas décadas el número de cánceres en España se ha incrementado por varios motivos, como el aumento poblacional (en 1990 la población española era de unos 38.850.000 habitantes y en 2022 de 47.435.597); el envejecimiento de la población (la edad es un factor de riesgo fundamental en el desarrollo del cáncer); la exposición a factores de riesgo (como el tabaco, el alcohol, la contaminación, la obesidad o el sedentarismo); y la detección precoz en algunos tipos de cáncer como el colorrectal, los de mama, cérvix o próstata.

Respecto a los tumores más diagnosticados en nuestro país durante 2023 serán, según recoge el informe, los de colon y recto (42.721 nuevos casos), mama (35.001), pulmón (31.282), próstata (29.002) y vejiga urinaria (21.694). Muy por detrás se encuentran los linfomas no hodgkinianos (9.943), el cáncer de páncreas (9.280), el cáncer de riñón (8.626), el melanoma maligno cutáneo (8.049), los cánceres de cavidad oral y faringe (7.882), y los cánceres de cuerpo uterino (7.171), estómago (6.932) e hígado (6.695).

Por sexo, en los hombres, al igual que en 2022, serán mayoritarios los de próstata (29.002), colon y recto (26.357), pulmón (22.266) y vejiga urinaria (17.731). Y, en las mujeres, los de mama (35.001) y los de colon y recto (16.364). En este último colectivo, el cáncer de pulmón se mantiene como tercer tumor más incidente desde 2019 por el aumento del consumo de tabaco que se produjo en las mujeres partir de los años 80.

Segunda causa de muerte

Por otro lado, de forma general, la mortalidad por cáncer en España ha experimentado un fuerte descenso en las últimas décadas, aunque este no es uniforme en todos los tumores ni por sexo. Y es que, en los últimos 25 años, se ha conseguido aumentar los porcentajes de curación, la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

Los datos de mortalidad de 2021 del Instituto Nacional Estadística (INE) reflejan que los tumores constituyeron la segunda causa de muerte en España(25,2% de los fallecimientos, 113.662), con un aumento del 0,8% respecto al año anterior y sólo por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio (26,4% de las muertes, 119.196).

Entre los fallecimientos por tumor, las causas más frecuentes en España en 2021, como en años anteriores, se encuentran los cánceres de pulmón, colon, páncreas, mama y próstata. En el caso de los hombres en España en 2020, de nuevo el cáncer de pulmón fue el responsable de un mayor número de muertes, seguido por los cánceres de colon, próstata, páncreas y vejiga. En las mujeres, el de mama fue el tumor responsable de una mayor mortalidad, seguido por los de pulmón, colon y páncreas.

Se duplica la supervivencia

En cuanto a la supervivencia, la presidenta de SEOM, la oncóloga Enriqueta Felip, ha aplaudido que “se ha duplicado en los últimos 40 años y es probable que, aunque lentamente, continúe aumentando en los próximos años”. Así, en nuestro país la supervivencia “es similar a la de los países de nuestro entorno”.

En concreto, la supervivencia neta a cinco años del diagnóstico de los pacientes diagnosticados entre 2008-2013 en España fue de 55,3% en los hombres y de 61,7% en las mujeres. Según SEOM y REDECAN, esta diferencia se debe probablemente a que determinados tumores son más frecuentes en un sexo que en otro, ya que las diferencias más importantes en supervivencia se deben al tipo tumoral (junto con el estadio al diagnóstico).

Así, en los hombres, la supervivencia neta estandarizada por edad fue del 90% en los cánceres de próstata y de testículo y de 86% en el de tiroides, mientras que, en los que menos fueron en el cáncer de páncreas (7%), en el de pulmón (12%), en el de esófago (13%9 y en el de higado (18%). En las mujeres, los tumores en los que más ha aumentado la supervivencia han dido en el de tiroides (93%), en el melanoma cutáneo (89%) y en el cáncer de mama (86%). Por contra, donde menos ha aumentado han sido en el de páncreas (10%), en los de hígado y esófago (16%) y en el de pulmón (18%) .

Según los expertos reunidos en el XXV Simposio de Revisiones en Cáncer- actividad que ha tenido lugar también este lunes con motivo de la cercanía del Día Mundial de la enfermedad- las principales causas que explican el aumento de la supervivencia son los avances terapéuticos (como el desarrollo de la poliquimioterapia, con la introducción de nuevos fármacos y combinaciones más eficaces y seguras, la medicina de precisión -con fármacos dirigidos a dianas terapéuticas- y la aparición de los biomarcadores para seleccionar más adecuadamente los tratamientos a utilizar), la multidisciplinariedad y la calidad de la atención.