El tiempo

Cambio climático

Cada vez más intensos y destructivos: científicos del clima plantean una nueva categoría (6) para los huracanes

Un grupo de científicos especializados en clima y cambio climático afirma que varios huracanes recientes han alcanzado la velocidad “hipotética” de categoría 6

La subida de temperaturas del océano contribuye a tormentas más destructivas.
La subida de temperaturas del océano contribuye a tormentas más destructivas.DreamstimeDreamstime

Científicos especializados en el clima y el cambio climático han propuesto incluir una nueva categoría para clasificar los huracanes (la 6) ante los cada vez más intensos y destructivos fenómenos meteorológicos y con el fin de no subestimar los riesgos.

Durante más de 50 años, se ha utilizado la escala Saffir-Simpson que abarca cinco categorías: desde el 1, que suele causar daños mínimos con vientos de hasta 82 nudos (150 kilómetros por hora), hasta el 5, que puede ocasionar daños catastróficos con vientos que alcanzan los 135 nudos (250 kilómetros por hora).

Pero a medida que el aumento de las temperaturas del océano contribuye a la aparición de huracanes cada vez más intensos y destructivos, los científicos del clima Michael Wehner del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (Berkeley Lab) y James Kossin de la First Street Foundation se han preguntado si la categoría 5 abierta es suficiente para comunicar el riesgo de daños causados por huracanes en un clima cada vez más cálido.

Así, investigaron y detallaron su extensa investigación en un nuevo artículo publicado este lunes en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), donde también presentan una hipotética Categoría 6 en la Escala de Viento de Saffir-Simpson, que englobaría huracanes y tormentas en los que es previsible que se alcancen vientos superiores a los 300 kilómetros por hora.

"Nuestra motivación es reconsiderar cómo el carácter abierto de la escala Saffir-Simpson puede conducir a una subestimación del riesgo y, en particular, cómo esta subestimación se vuelve cada vez más problemática en un mundo que se calienta", dijo en un comunicado Wehner, quien ha pasado su carrera estudiando el comportamiento de los fenómenos meteorológicos extremos en un clima cambiante y en qué medida la influencia humana ha contribuido a los acontecimientos individuales.

Según el científico, el calentamiento global antropogénico ha aumentado significativamente las temperaturas de la superficie del océano y del aire troposférico en regiones donde se forman y propagan huracanes, ciclones tropicales y tifones, proporcionando energía térmica adicional para la intensificación de las tormentas.

Cuando el equipo realizó un análisis de datos históricos de huracanes de 1980 a 2021, encontraron hasta cinco tormentas que se habrían clasificado como Categoría 6, y todas ocurrieron en los últimos nueve años de registro. Por ejemplo, la tormenta Patricia ocurrió en el Pacífico Oriental y fue clasificado en la categoría 4; sin embargo, para Wehner y Kossin, esta superó las medidas hipotéticas de Categoría 6.

Los huracanes, las tormentas tropicales y los tifones son esencialmente el mismo fenómeno meteorológico; su diferencia de nombre es puramente geográfica: las tormentas en los océanos Atlántico Norte y Pacífico Noreste se llaman huracanes, los eventos en el Océano Pacífico Noroeste se llaman tifones y los sucesos en el Océano Pacífico Sur y el Océano Índico se llaman ciclones tropicales.

Simulaciones para huracanes futuros

Además de estudiar datos históricos, los investigadores hicieron simulaciones para explorar cómo el calentamiento del clima afectaría la intensificación de los huracanes. Sus modelos mostraron que con 2 grados centígrados de calentamiento global por encima de los niveles preindustriales, el riesgo de tormentas de categoría 6 aumenta hasta un 50% cerca de Filipinas y se duplica en el Golfo de México y que el mayor riesgo de estas tormentas se encuentra en el sudeste. Asia, Filipinas y el Golfo de México.

"Incluso bajo los objetivos de calentamiento global relativamente bajos del Acuerdo de París, que busca limitar el calentamiento global a sólo 1,5°C por encima de las temperaturas preindustriales para finales de este siglo, las mayores posibilidades de que se produzcan tormentas de categoría 6 son sustanciales en estas simulaciones", dijo Wehner en una nota de prensa difundida por los centros de investigación.

"Los mensajes sobre el riesgo de ciclones tropicales son un tema muy activo, y son necesarios cambios en los mensajes para informar mejor al público sobre las inundaciones tierra adentro y las marejadas ciclónicas, fenómenos para los cuales una escala basada en el viento sólo es tangencialmente relevante. Al tiempo que se agrega una sexta categoría al Saffir -La escala de viento del huracán Simpson no resolvería ese problema, pero podría generar conciencia sobre los peligros del aumento del riesgo de huracanes importantes debido al calentamiento global", agrega el investigador.